La maldición de Manchester City con la UEFA Champions League sigue adelante. Pese a contar con uno de los presupuestos más importantes del mundo, el poderoso conjunto inglés sigue sin poder gritar campeón en el marco del certamen continental más importante del globo terráqueo a nivel de equipos. Eso quedó confirmado este miércoles.

Es que, luego de haberse impuesto por 4-3 por la ida de las semifinales de la "Orejona", Manchester City viajó hasta el estadio Santiago Bernabeu de Real Madrid donde se encontró frente a frente con un peso pesado como el Merengue de Carlo Ancelotti, que venía de protagonizar proezas contra Paris Saint-Germain y Chelsea en las series anteriores.

De hecho, los Ciudadanos se pusieron en ventaja con una gran anotación de Riyad Mahrez y mantuvieron la misma hasta la agonía del tiempo regular, momento en el que el ingresado Rodrygo se despachó con un doblete espectacular para dar vuelta el partido, equilibrar la serie y estirar la resolución hasta el tiempo suplementario.

Posteriormente, ya en la prórroga, Karim Benzema se hizo cargo de una ejecución desde el punto final para estampar el 3-1 que posteriormente sería definitivo y que clasificó a Real Madrid a la gran final de la Champions League, instancia en la que se topará con Liverpool. De todos modos, Josep Guardiola, director técnico de la visita, no se escondió.

 

Las tres frases más fuertes de Guardiola

Guardiola consolando a sus jugadores. (Foto: Getty)

"En la primera parte no hemos tenido juego y cuando mejor teníamos el juego hemos tenido el 2-0 y no teníamos ni que perder tiempo. Han puesto mucha gente arriba, con Eder Militao, Marco Asensio, Rodrygo. Han puesto balones al área y han encontrado dos goles", comenzó exteriorizando Guardiola luego de la dolorosa derrota.

"En ningún momento nos hemos visto clasificados. Ellos tenían que hacer dos goles y eran capaces de hacerlo porque así lo dice su historia. Quiero felicitarlos a ellos y al Liverpool. Nosotros hemos hecho grandes cosas pero aún estamos aquí y ya veremos qué pasa en el futuro", profundizó el aclamado director técnico español.

"En la prórroga no se ha jugado, ha sido de mucha interrupción. Es un golpe muy duro y es normal, pero también nos ha faltado juego en la primera parte y no hemos conseguido darle continuidad", completó Guardiola, entrenador de Manchester City, precisamente quien perdió la final de la edición pasada de la Champions League.