Barcelona comenzó de muy mala manera su participación en la presente temporada de la UEFA Champions League, cosechando dos derrotas por goleada en sus primeras dos presentaciones: 0-3 como local de Bayern Munich y 0-3 como visitante de Benfica. De esa manera, la escuadra catalana quedó sin margen de error en torno a su objetivo de clasificar.

Posteriormente, dos triunfos frente a Dinamo Kiev generaron una recuperación contundente con respecto a la ilusión de meterse en octavos de final. Ya sin Ronald Koeman en el banco de suplentes, Barcelona empezó a soñar con revertir el panorama adverso. Y esa clarificación del horizonte se intensifico con el desembarco de Xavi Hernández.

De todas maneras, este martes, Barcelona dejó escapar una chance inmejorable para asegurar su presencia en la próxima instancia del campeonato continental. Con el mítico estadio Camp Nou como escenario, el blaugrana recibió a Benfica, su rival directo por el segundo puesto, y no pudo pasar de un pálido empate 0-0 que lo dejó muy mal parado.

Ahora, a pesar de mantenerse en la segunda colocación del Grupo E, Barcelona quedó con un pie afuera de los octavos de final de la Champions League. Es que, en la última fecha, tendrá que visitar al tenebroso Bayern Munich, equipo que lo tuvo a maltraer en los últimos tiempos. En paralelo, Benfica, dos puntos atrás, recibirá a Dinamo Kiev.

 

¿Qué tiene que pasar para que Barcelona clasifique?

A pesar de este panorama oscuro, en Barcelona no pierden las esperanzas. Es que, más allá de que la historia luce muy compleja, es una realidad ineludible que sigue dependiendo de sí mismo. Lisa y llanamente, con una victoria en territorio alemán se meterá en los octavos de final de la Champions League. Pero esto no parece nada sencillo.

La otra opción que depositaría a Barcelona en la próxima ronda del torneo continental implica un resultado en el partido que se disputará, en paralelo, en Lisboa. Si los culés no pueden ganarle a Bayern Munich tendrán que esperar que Benfica no supere a Dinamo Kiev. Algo que tampoco se presenta viable debido a que los ucranianos no juegan por nada.

Si Benfica no le gana a Dinamo Kiev, a Barcelona le alcanzará hasta perdiendo en Alemania para seguir adelante en la Champions League. Igualmente, las apuestas no son muy optimistas con el equipo ahora comandado estratégicamente por Xavi Hernández que, si no consigue el objetivo primordial, deberá pensar en la Europa League.