¿Barcelona o Madrid? Es la pregunta que se hacen miles de argentinos cuando deciden dejar la patria para vivir en uno de los principales países del viejo continente. Las dos urbes más importantes de España cuentan con una infinidad de opciones para quienes buscan dar un giro a sus vidas, aunque desde lo más abajo de Sudamérica suelen escoger la capital de Cataluña y estos son los motivos.

Los datos oficiales hablan que a día de hoy hay más de 290.000 argentinos regados por toda la península ibérica, aunque la gran mayoría de estos se encuentran entre las dos ciudades más importantes de la economía española. Barcelona y Madrid reciben extranjeros durante todo el año por distintos motivos, aunque en cuanto a los nuestras gran mayoría prefiere mirar hacía el Mediterráneo a la hora de escoger.

Costos de vida y comodidad

Son varios los motivos por los cuales el ciudadano argentino prefiere vivir en Barcelona en lugar de Madrid en pleno 2021. Artículos de medios locales como La Vanguardia aseguran que la diferencia de precios a la hora de buscar un hogar es el primer gran por qué de esta elección. La capital española sigue subiendo los precios de los alquileres, mientras en Cataluña estos se han podido controlar de mejor manera antes de la llegada de la pandemia.

A esto hay que sumarle por supuesto los costes de los servicios, donde la luz, el agua o el gas en algunos casos también se paga en distintos montos dependiendo del lugar donde se resida.Los argentinos buscan calidad de vida y según La Vanguardia están dispuestos a pagar por ella si lo vale.

 

 

Dos lujos al alcance de la mano 

El mar también influye por supuesto. Barcelona abre sus playas a quienes buscan darse un baño en un aproximado de 270 días al año. Un autentico lujo para sus residentes y por supuesto para los nuevos inquilinos. El cambiar viajes de 6 u 8 horas en verano por una caminata de unos metros, hace que la capital de Cataluña también sea atractiva en este sentido.

Para terminar, la relación con el fútbol y la figura de Messi también pesó en su momento, aunque igualmente lo eran las enormes posibilidades de encontrar viajes hacía todo el continente por montos más que asequibles para quienes da sus primeros pasos en una nueva ciudad. Barcelona es el centro nacional de vuelos low cost en España y sus emigrantes, los agradecen todos los días.