El Barcelona de Xavi se encuentra en la urgencia de tener una plantilla competitiva para la próxima temporada tras lo que fue el fracaso de este 2022 tanto en materia nacional como internacional. De esta manera, con la más que probable llegada de Lewandowski, el equipo catalán apostaría en gran en el mercado de pases para asegurar un equipo competitivo de cara a los meses que se avecinan.

En este sentido, el objetivo principal de los culés pasará a ser inevitablemente la UEFA Champions League tras haber quedado eliminados en la fase de grupos de la edición pasada que, por si fuese poco, vio a su eterno rival Real Madrid como campeón por 14ava vez en su larga historia en este deporte.

Conforme a esto, y como se mencionó, todas las luces parecen estar depositadas en el arribo y aterrizaje de Robert Lewandowski. Sin embargo, los focos también se desplazan a los rumores de una posible llegada de Bernardo Silva y Ángel Di María, siendo este segundo un hecho más factible tras salir del PSG en condición de jugador libre.

Agregado a esto, en los últimos días, Barcelona fue también el centro de atención a raíz de la situación de su joven promesa Gavi en relación a su contrato con la institución española. En este contexto, el mediocampista de 17 años ve expirado su vínculo con el Barcelona a mediados del 2023 y todavía no se habría llegado a un acuerdo entre el club y su representante Iván de la Peña.

A partir de esto, toda la preocupación pasaba por el hecho de un posible no acuerdo entre ambas partes. No obstante, a raíz de lo informado por el diario "AS", todo parece indicar que las negociaciones van por buen camino y solamente restan detalles para que la extensión se haga oficial hasta mediados del año 2027.

Aclarado este panorama, la fuente citada menciona que el jugador podría pasar a tener una clásula de resición cercana a los 50 millones de euros, número que es más que enorme para un jugador de tan solo 17 años que en la pasada temporada fue incluído en el plantel de primera división. Sin embargo, de momento, resta esperar.