Contemplando toda la historia de la Copa del Mundo, 21 fueron las ediciones del certamen futbolístico más importante de todos y esperado por todos. Cinco veces se coronó Brasil, cuatro Italia y Alemania, dos Argentina, Francia y Uruguay y una Inglaterra y España. Esos países son los únicos privilegiados que saben lo que pesa el trofeo más anhelado.

En ese contexto, muchos futbolistas han brillado y algunos de ellos mantienen récords históricos. Sin embargo, solamente un entrenador en toda la historia de los Mundiales pudo gritar campeón en dos ediciones de dicho campeonato. Sí, solamente uno de los 20 que condujeron a sus respectivos equipos hacia la gloria totalmente inolvidable.

 

Vittorio Pozzo, el único

Vittorio Pozzo junto a sus dirigidos. (Foto: Getty)

Quien sigue siendo dueño de este logro extraordinario es Vittorio Pozzo, quien comandó al seleccionado italiano hacia los títulos en 1934, en su país, y en 1938, en Francia. Inclusive, como si eso fuese poco, en el medio se alzó con la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Berlín, en 1936. Todo antes de la llegada de la Segunda Guerra Mundial.

 

Italia 1934

El primer título de Vittorio Pozzo al frente de la Azzurra tuvo lugar en Italia, en 1934. El combinado europeo era el anfitrión y no podía fallar. Así fue como la historia comenzó derrotando 7-1 a Estados Unidos en octavos de final y 1-0 a España en cuartos de final por intermedio de un desempate luego de haber igualado 1-1 en primera instancia.

Más tarde, ya en la instancia de semifinales, Italia doblegó a Austria por 1-0 con gol de Enrique Guaita. Y, por último, en la gran final, los de Pozzo arrancaron perdiendo ante Checoslovaquia pero Raimundo Orsi lo igualó cerca del cierre y Angelo Schiavio desniveló en tiempo suplementario para decretar el 2-1 que luego sería definitivo.

 

Francia 1938

Luego, ya en la Copa del Mundo de Francia, en 1938, Italia volvería a tocar el cielo con las manos. La aventura arrancó con un ajustado y trabajado 2-1 contra Noruega en la instancia de octavos de final y con un contundente 3-1 frente al combinado anfitrión en cuartos de final. Otra vez la Azzurra se metía entre los cuatro mejores.

Posteriormente, en semifinales, a Italia le tocó otro seleccionado muy competitivo como Brasil, pero los europeos se hicieron fuertes y cosecharon un 2-1 con los tantos de Gino Colaussi y Giuseppe Meazza. Por último, en la gran final, el equipo de Pozzo tumbó a Hungría por 4-2 con un doblete del propio Colaussi y otro de Silvio Piola.

 

Los otros campeones

Uruguay 1930: Alberto Supicci (Uruguay)

Brasil 1950: Juan López Fontana (Uruguay)

Suiza 1954: Sepp Herberger (Alemania)

Suecia 1958: Vicente Feola (Brasil)

Chile 1962: Aymoré Moreira (Brasil)

Inglaterra 1966: Alf Ramsey (Inglaterra)

México 1970: Mário Zagallo (Brasil)

Alemania 1974: Helmut Schön (Alemania)

Argentina 1978: César Menotti (Argentina)

España 1982: Enzo Bearzot (Italia)

México 1986: Carlos Bilardo (Argentina)

Italia 1990: Franz Beckenbauer (Alemania)

Estados Unidos 1994: Carlos Parreira (Brasil)

Francia 1998: Aimé Jacquet (Francia)

Corea-Japón 2002: Luiz Scolari (Brasil)

Alemania 2006: Marcello Lippi (Italia)

Sudáfrica 2010: Vicente del Bosque (España)

Brasil 2014: Joachim Löw (Alemania)

Rusia 2018: Didier Deschamps (Francia)