El Mundial de Clubes, que vino a reemplazar en el año 2005 a la Copa Interncontinental, llegó al mundo del fútbol para incluir a los demás campeones de los continentes con el objetivo de ampliar el mapa del deporte como así también hacer crecer el negocio de esta gran industria.

En este sentido, la recorada "Copa Interncontinental" que representaba un partido único entre el ganador de la UEFA Champions League y el campeón de la Copa Libertadores de América. En base a esto, el nuevo formato incluyó la participación de todos los demás campeones continentales más la inclusión de fases eliminatorias y el agregado del campeón local del país organizador que por lo general esta representado por un asiático como ahora lo es los Emiratos Árabes Unidos. 

En base a esto, a raíz de la gran diferencia económica que ha surgido en los últimos años entre Europa y el resto del mundo en lo que a fútbol se refiere parece ser que cada año es más dificil competir con los clubes del viejo continente en el mencionado torneo. Dicho esto, el actual campeón de la Champions como lo es el Chelsea suma la cantidad de 883 millones de euros en valor de mercado de su plantilla, mientras que el otro finalista como lo es Palmeiras apenas alcanza los 180 millones de euros entre todos sus jugadores profesionales.

Conforme a esta situación, en la última década se ha podido ver marchar en fila a todos los equipos no europeos en el Mundial de Clubes, factor que permite esclarecer la increíble diferencia de recursos que existe entre el fútbol de élite de Europa y la Champions con respecto a las demás grandes competencias continentales del resto del mundo. En base a esto, ¿Cuándo fue la última vez que un equipo no europeo ganó la final del mundo?

 

Rapidamente, para responder a esta pregunta, hay que remontarse recién al año 2012 que tuvo justamente al Chelsea como protagonista del hecho. El club inglés venía de ganar por primera vez la Champions League tras vencer increíblemente al Bayern Múnich por penales en un partido que logró salvar en el último minuto Droga con un gol de cabeza que mandó las cosas al alargue

Por otro lado, su rival en la final fue el Corinthians brasileó que tenía a Paolo Guerrero como principal figura y goleador. El conjunto sudamericano había vencido a Boca Juniors en la final de dicha Libertadores tras un empate en 1 en la Bombonera y un 2 a 0 como visitante que terminó sellando su primera consagración grande a nivel continental

Consecuentemente, y con un Chelsea que no estaba plagado de figuras como equipos europeos en anteriores y posteriores años, el club de Brasil logró superar por 1 a 0 a su rival con un gol del delantero peruano y se coronó por como campeón del Mundo en ese mismo 2012, hecho que significó en la última vez que un club no europeo no ganase el Mundial a nivel clubes.

Desde ese momento, hasta el día de hoy, todos los campeones del Mundial de Clubes han sido los que ganaron la UEFA Champions League, siendo el Bayern Múnich en 2013 y 2020, el Real Madrid en 2014, 2016, 2017 y 2018, Barcelona en 2015 y Liverpool en 2019. Ahora, en 2022, le tocará al Chelsea nuevamente validar al fútbol europeo ante el Palmeiras bicampeón de América.