El Borussia Dortmund tiene un proyecto futbolístico basado en jóvenes jugadores que han demostrado tener un presente, pero sobre todo, un futuro brillante. Uno de los casos que más retrata esto es el de Jude Bellingham, que con 18 años es uno de los mejores mediocampistas de la actualidad. Y si bien es cierto que algunos jugadores no han rendido después de que el Borussia los haya transformado en millones de euros, como sucedió con Ousmane Dembélé (110 millones) y Jadon Sancho (85 millones), no sería la situación de Erling Haaland.

El delantero noruego es uno de los jugadores más buscados del mundo fútbol debido a que con la camiseta del Dortmund lleva 70 goles en 69 partidos en apenas 3 temporadas y con 21 años. Está más que claro que Haaland es un completo fuera de serie, su potencia, su olfato de gol y su inteligencia para saber posicionarse son algunas de las características que lo convierten en uno de los mejores delanteros del mundo.

 

La intención del Dortmund

El Real Madrid, el Bayern Múnich, la Juventus y hasta el PSG intentaron ficharlo al inicio de la temporada. Sin embargo, el Dortmund nunca lo quiso vender debido a todo lo que le aporta al equipo. El problema está en que el noruego cuenta con una cláusula de 75 millones de euros, por lo que ahora es bastante accesible para cualquier gran equipo. Por eso el conjunto alemán le ofrecería un gran contrato para mantenerlo felíz.

Según informó el medio alemán Sky Deutschland, el Dortmund le ofrecería un contrato de entre 16 y 18 millones de euros, eso significaría doblarle el sueldo debido a que actualmente cobra 9 millones. De igual manera, la cláusula se mantendría en los 75 'kilos' a pesar de los 150 millones de euros que, según el mercado, vale Haaland. No obstante, al final lo que le interesa al noruego no es tanto el dinero, sino tener un equipo competitivo, por lo que será clave lo que suceda con el Borussia en la Champions mientras él no esté disponible.

 

La lesión de Haaland

El 19 de octubre en el partido entre el Dortmund y el Ajax por la fase de grupos de la Champions League, Haaland presentó un dolor en su cadera. Después de los estudios pertinentes, los médicos del equipo alemán determinaron que el noruego había sufrido una lesión en el flexor de la cadera. Si bien en un principió se especuló con que iba a estar afuera de las canchas solo dos o tres semanas, el cuerpo médico comunicó que para una buena recuperación se iba a necesitar más tiempo.

Más allá de que la recuperación va bien encaminada, Haaland no llegará a estar disponible para el partido contra el Besiktas del 7 de diciembre, donde el Dortmund tratará de sellar su clasificación a los octavos de final de la Champions League. Por esa razón, no van a apurar de manera irresponsable a su mejor jugador para los 5 partidos que quedan de la Bundesliga antes del parón.