La Selección de Brasil atravesó muchos cambios en el último tiempo porque dejó de ser aquel equipo arrollador y dominante que era en 2018 y 2019. Si bien es cierto que los sudamericanos siguen jugando un gran fútbol y cuentan con jóvenes estrellas del fútbol mundial, la realidad es que ya no son un candidato absoluto como en otros años. De todas formas, no hay dudas que el trabajo de Tite del 2016 a esta parte ha sido espléndido. La última mala imagen que la mayoría tiene de Brasil fue el 7 a 1 contra Alemania en el Mundial del 2014, pero en las Copas Américas que se jugaron en los 2 años siguientes quedó eliminado contra Paraguay en cuartos de final y después ni siquiera logró pasar la fase de grupos.

Por lo tanto, Tite logró devolverle a Brasil el estatus dentro de Sudamérica, aunque en el Mundial de Rusia dejó mucho que desear. Lo concretó es que el entrenador ya afirmó que no continuará al mando del equipo después de Qatar debido a un montón de cuestiones, tanto personales como políticas. A pesar de que es una incógnita cómo va a quedar conformada la lista para la cita mundialista, el pueblo brasileño confía en que Tite dará un último gran espectáculo.

El interés por Pep Guardiola

En principio, la Confederación Brasileña de Fútbol tendrá un cambio importante en su estructura ya que se incorporarán algunas piezas claves para explotar los atributos de la misma. Y en teoría, son estas personas las que acercaron el nombre de Pep Guardiola, quien termina contrato con el Manchester City en junio del 2023. El entrenador español no suele quedarse mucho tiempo dentro de un mismo club, y ya lleva 6 temporadas en la Premier League, por lo que es muy probable que no termine renovando.

Además, Guardiola ha dicho que es un gran admirador del fútbol sudamericano, por lo que también allí hay un motivo para creer que es posible. Lo cierto es que por el desplazamiento del calendario debido al Mundial de Qatar, la siguiente temporada va a resultar un tanto tumultuosa. Entonces, la única duda que tiene la CBF para ir a por el español es si, en caso de que acepte la oferta, asumirá en enero una vez terminado el Mundial, o sí tendrán que esperar hasta que finalice el contrato con su actual club.

¿Cómo es la oferta que le realizaron?

Según informó el diario 'AS', a la Confederación le ha importado muy poco el hecho de que el City está en un momento muy delicado de la temporada y que tiene posibilidades serias de llegar lejos en la Champions League. La CBF se habría comunicado con el representante del entrenador, Pere Guardiola (hermano), y le habrían ofrecido un contrato de 12 millones de euros netos por poco más de 3 años (hasta el Mundial 2026).

Por supuesto que para el fútbol sudamericano es un montón de dinero el que le ofreció Brasil, pero en el Manchester City, Pep Guardiola está percibiendo un sueldo de 20 millones de euros. Claro está que al entrenador español le importa poco el dinero y son los desafíos futbolísticos los que terminan funcionando como el motor de su carrera, pero es algo a tener en cuenta.