Finalmente, tras muchas semanas de espera, el Liverpool de Klopp se consagró como campeón de esta nueva edición de la FA Cup inglesa ante Chelsea desde los tiros del punto del penal. De esta forma, el conjunto de Anfield se consagra en la importante copa nacional tras 16 años de sequía y se presenta como el mejor equipo inglés en lo que va de toda la temporada.

En este sentido, varias son la claves que pueden llegar a explicar el triunfo del Liverpool aunque este se haya definido por el "azar" de los penales. De esta manera, el club del alemán Klopp siempre se mostró más inscisvo de cara al área rival teniendo a un Luis Diaz más que comprometido con el partido.

En este contexto, pese a los intentos del colombiano y las chances creadas por los liderados por Van Dijk, el marcador no logró alterarse en todo el transcurso de los 120 minutos. Consecuentemente, el choque fue también protagonista por las lesiones de Salah, Van Dijk y Thiago Silva, teniendo que salir estos 2 a raíz de las molestias sufridas.

Por otro lado, el escaso juego ofensivo del Chelsea permite también explicar su marcador final de cero goles. Mientras que sus adversarios se destacaron rematar tiros en los palo y crear grandes chances de gol, los de Tuchel pocas veces llegaron a preocupar a Alisson, situación que vuelve el resultado en algo más justo al final de cuenta.

Conforme a este desenlace, es pertienten remarcar que el Liverpool concretó lo que fue su segundo título en lo que va de la temporada, siendo el primero justamente la Copa de la Liga inglesa que le ganó también al Chelsea por penales en aquella definición infartate que tuvo a Kepa como protagonista errando el penal decisivo.

Por último, también debe resaltarse que el Liverpool podría concretar 2 trofeos más antes del final de la temporada. Por un lado se encuentra la Premier League inglesa, torneo en donde se encuentra a 3 puntos del Manchester City con 2 fechas por jugarse y, por el otro lado, la final de la UEFA Champions League ante el Real Madrid el próximo sábado 28 de Mayo en París.