El Borussia Dortmund tiene un objetivo claro para los siguientes meses. No se trata ni de la Bundesliga, ni de la Europa League, sino que es retener a Erling Haaland hasta junio del 2023. El conjunto alemán ha estado bastante insistente en las últimas semanas para que el noruego decida si abandonará la institución a mitad de año debido a que necesita planificar el armado de su plantilla de cara al futuro. Incluso, para que Haaland se quede una temporada más, le ofrecieron una renovación de contrato donde pasaría a cobrar casi 20 millones de euros al año, cuando su salario actual es de 12 millones anuales.

"Haaland es una persona espontánea, un muchacho joven. No hay problema con Erling. Pero también debe comprender nuestra situación. No podemos esperar hasta finales de mayo", declaró hace algunas horas Joachim Watzke, el CEO del Borussia Dortmund. Lo que sucede es que resulta casi un hecho que tarde o temprano Haaland dejará la institución alemana porque con 78 goles en 77 partidos con la camiseta amarilla, queda claro que la Bundesliga le está quedando pequeña.

Sin embargo, también es verdad que el Borussia tampoco tiene muchos argumentos como para exigirle algo a Haaland. El delantero no solo mete una cantidad de goles exorbitantes, sino que directamente es una de las pocas razones por las que el Dortmund gana partidos. El conjunto alemán quedó afuera de la Champions y el Bayern le sacó 6 puntos en la tabla de posiciones de la Bundesliga justo cuando Haaland estuvo de baja casi un mes por una lesión en la cadera. Por lo tanto, la dependencia del noruego es total.

¿Cuál fue el enojo de Haaland?

Por lo tanto, en este contexto, Haaland se tomó de mala manera que lo presionen constantemente para tomar una decisión cuando todavía resta media temporada. "El Borussia Dortmund me está presionando para que tome una decisión sobre algunas cosas. Pero yo sólo quiero jugar al fútbol. Eso probablemente significa que tendré que poner las cosas en marcha pronto. Nunca he hablado antes para respetar al club. Las cosas van a suceder pronto. Lo ideal sería no tener que decidir ahora porque hay muchos partidos y me gustaría centrarme en eso, pero no puedo", declaró de manera contundente el futbolista.

La realidad marca que el jugador tiene una cláusula de 75 millones de euros que podría ser ejecutada en cualquier momento. Si bien el arreglo que tiene con el Dortmund es que sea vendido por un monto mayor, Mino Raiola (su representante) explicó en varias ocasiones que si la relación con el club empeora, la cláusula puede ser ejecutada en cualquier momento teniendo en cuenta la demanda que hay por Haaland.

El PSG, Manchester City y el Real Madrid son algunos de los equipos que están seriamente comprometidos con incorporar al delantero. Si bien en las últimas semanas se rumoreó que había un principio acuerdo con el Barcelona, desde el punto de vista económico es imposible que el Blaugrana lo pueda afrontar. Además del dinero que se gastaría en el pase, hay que sumarle los 30 millones de euros anuales que pretende ganar Haaland y los 20 millones de prima que le corresponderían a Raiola. Por lo tanto, los tres clubes anteriormente mencionados son los que están dispuestos a desembolsar tal cantidad de dinero.