Robert Lewandowski ya es un auténtico ídolo de Bayern Munich, donde supo transformarse en uno de los delanteros más destacados del globo terráqueo. Es que el interminable delantero polaco acumula nada más ni nada menos que 343 anotaciones y 73 asistencias al cabo de 374 compromisos de caráter oficial con el conjunto teutón.

Pero eso no es todo. Paralelamente, el exjugador de Delta Varsovia, Legia Varsovia, Znicz Pruszków, Lech Poznań y Borussia Dortmund formó parte de la conquista de 16 títiulos de carácter doméstico con el mencionado conjunto alemán y de tres títulos internacionales, entre los que se destacan la UEFA Champions League y el Mundial de Clubes.

Sin embargo, Lewandowski, que a los 33 años de edad está más vigente que nunca y se prepara para representar al seleccionado polaco en la Copa del Mundo de Qatar 2022, no está nada conforme en Bayern Munich, equipo donde está desde la temporada 2014/2015 luego de una transferencia rutilante desde Borussia Dortmund.

De hecho, según informan los principales medios de comunicación deportivos de Alemania, Lewandowski tiene todas las intenciones de marcharse de Bayern Munich lo antes posible. Inclusive, recientemente se manifestó un fuerte interés desde Barcelona, aunque las autoridades del combinado teutón descartaron la posibilidad.

 

Claro malestar

 

Lewandowski celebrando uno de sus tantos goles. (Foto: Getty)

En medio de ese panorama, Lewandowski está muy enojado con Bayern Munich. No solamente por el hecho de impedir la mencionada transferencia hacia Barcelona sino también por cuestiones contractuales que hacen que su malestar sea cada vez más notorio y contundente en el equipo que comanda tácticamente Julian Nagelsmann.

El motivo es claro e ineludible: el contrato de Lewandowski con Bayern Munich se extiende hasta el 30 de junio de 2023 y el polaco lleva un largo tiempo pretendiendo una renovación prolongada. Sin embargo, la última oferta de los alemanes no fue distinta a los anteriores: una extensión por solamente un año, hasta el 30 de junio de 2024.

Esto no hizo más que terminar de desatar la bronca de Lewandowski, que ya venía molesto por las diferencias en las negociaciones y que interpretó esta última propuesta como una falta de respeto hacia su trayectoria en Bayern Munich. Por ello es que parece ser que no hay vuelta atrás: quiere irse sí o sí en el próximo mercado de pases.