El Liverpool piensa pisar el acelerador para seguir siendo competitivos la siguiente temporada después de lo que significó la frustración de perder la Premier y la Champions League en la última semana del curso. El mercado de pases lo arrancó fuerte desembolsando 80 millones de euros netos en la contratación de Darwin Núñez, quien creen que se convertirá en el futuro del club. Sin embargo, la salida de Sadio Mané afectará bastante la composición de la plantilla.

Es casi un hecho que el delantero senegalés llegará al Bayern Múnich en este periodo de transferencia, ya que allí podrá tener el protagonismo absoluto que no logró tener en el Liverpool. Está claro que para el conjunto inglés resulta una baja tremenda en cuanto a lo futbolístico, pero no en cuanto a los números. En toda la temporada, Sadio Mané disputó 51 partidos entre todas las competencias y convirtió 23 goles. Por lo tanto, la llegada de Núñez es para aumentar la masa de goles del equipo.

Por supuesto, el delantero uruguayo tiene unas características totalmente diferentes a las de Mané, por lo que la intención de Jürgen Klopp es contratar a un delantero más versátil. Si bien el entrenador alemán cuenta con Luis Díaz, Diogo Jota, Roberto Firmino y Mohamed Salah, cree que necesita un revulsivo con explosión. Y para cumplirle ese deseo al director técnico, el apuntado es un futbolista del Real Madrid.

¿Cuál es el objetivo del Liverpool?

El jugador se trata de Marco Asensio, quien no será tenido muy en cuenta por Carlo Ancelotti debido al crecimiento de Federico Valverde y de Rodrygo Goes. Además, el delantero de 26 años finaliza su contrato con la institución el 30 de junio del 2023, y no hay demasiadas intenciones de contratarlo. Por lo tanto, el Real Madrid estaría dispuesto a dejarlo ir para ampliar la billetera y liberar un espacio importante para la llegada de una nueva variante, como puede ser la de Christopher Nkunku.

¿Cuánto costaría su pase?

En principio, su pase está valuado en 40 millones de euros, por lo que el Real Madrid podría rebajarse hasta los 30 millones considerando que es un futbolista de reparto. Si bien el Liverpool tiene muchas intenciones de contratarlo, el Milán es otro de los conjuntos que se han presentado como fuertes pretendientes. Sin embargo, el conjunto italiano no cuenta con los medios económicos para afrontar semejante transferencia, por lo que la posibilidad del Liverpool crece considerablemente.

Claro que también existe la posibilidad de que Asensio decida quedarse una última temporada en el Real Madrid, ya que ha jugado casi toda su carrera allí. Asimismo, nada le asegura que llegando al Liverpool tendrá más protagonismo del que ya tiene en España. Y considerando que podría meterse en la lista final de Luis Enrique de cara al Mundial de Qatar, no le convendría cambiar de equipo tan bruscamente. Entonces, el papel de Klopp para convencer al futbolista será clave.