La eufória por la llegada de Dani Alves parece no cesár en la ciudad de Barcelona. El arribo del brasileño generó un revuelo inesperado y hasta necesario para un club que necesita volver a sus raíces, a sus años de gloria. De esta manera, vistiendo ahora la número "8", el lateral derecho regresó al lugar donde pertence para que, junto a Xavi, Piqué y Busquets, le regresen al equipo catalán la memoria que ha perdido en las últimas temporadas.

A partir de esto, Dani Alves llega procedente desde el San Pablo de Brasil, equipo con el que rescindió su contrato por lo que firmó con el Barcelona en condición de libre. Sin embargo, dado que el periodo de incorporaciones en Europa finalizó en el primer día de septiembre, el lateral deberá esperar hasta el 1 de enero del 2022 para poder hacer su presentación oficial como jugador del club siendo esta la fecha en la que se vuelve a abrir el libro de pases. Dicho esto, el reciente ganador de la medalla de oro con su país en Tokio 2020 tendrá tiempo para ponerse a punto físicamente y esperar su debut que se dará en poco mas de un mes y medio.

En lo que respecta a la actividad de Dani Alves, como se digo anteriormente, el defensor viene de consagrarse en los Juegos Olímpicos con Brasil siendo capitán y jugando todos los minutos de la competencia. Por otra parte, le rescición del contrato con San Pablo se produjo en el mes de septiembre, por lo que en noviembre se cumplirían 2 meses desde el último partido oficial del experimentado jugador. Cabe aclarar que los Juegos Olímpicos se desarrollaron entre fines de julio y principios de agosto. Sin embargo, tanto Barcelona como el jugador afirman que pese a su edad avanzada, Dani Alves se encuentra a punto en lo que al físico se refiere.

Lo que no fue un problema para el Barcelona en arreglar la estrepitósa e inesperada llegada de Dani Alves fue la cifra de su salario. Es sabido que el club español se encuentra atravesando problemas financieros, tales que obligaron la salida histórica de Lionel Messi de la institución. Dicho esto, el defensor firmó un contrato que apenas supera el mínimo monto indispensable que exige La Liga española para los jugadores. A su vez, el dato que llama la atención en esta historia es la cláusula de salida que el equipo catalán decidió ponerle al puntero derecho

En relación a esto último, la cláusula de recisión de Dani Alves esta valuada en unos 100 millones de euros habiendo firmado un contrato hasta junio del 2022 que contiene la posibilidad de extenderlo por un año más. De esta forma, y pese a que la cláusula no se encuentre dentro de las más elevadas del plantel (Ansu Fati 400 millones por ejemplo), el número actúa al igual que su sueldo como un gesto simbólico de fidelidad con el club español en el cual seguramente disputará sus últimos partidos como profesional. 

Para finalizar, el debut del nuevo "8" del equipo del Xavi deberá esperar hasta el año que viene a raíz de las disposiciones reglamentarias de la Liga y UEFA. En cuanto a esto, el posible debut de Dani Alves con el Barcelona se podrá dar ante Mallorca por la fecha 19º de la Liga que tiene como fecha estipulada el 2 de enero del 2022.