Afirmar que Robert Lewandowski es uno de los mejores delanteros del mundo no es ningún descubrimiento. Por el contrario, el experimentado e inagotable atacante polaco lleva varias temporadas en la cima, deslumbrando partido tras partido y rompiendo absolutamente todas las redes. Por ello es que ya es ídolo en Bayern Munich.

Inclusive, en la presente temporada, el exjugador de Delta Varsovia, Legia Varsovia, Znicz Pruszków, Lech Poznań y Borussia Dortmund acumula nada más ni nada menos que 49 anotaciones en 45 partidos de carácter oficial con el mencionado conjunto teutón, donde, en total, lleva 343 tantos en 374 compromisos oficiales. Sí, una locura.

Sin embargo, el delantero de 33 años de edad que se prepara para disputar la Copa del Mundo de Qatar 2022 con el seleccionado polaco ya no está cómodo en Bayern Munich. Sucede que su actual contrato finaliza el 30 de junio de 2023 y no hay grandes perspectivas de renovación en el horizonte debido a las claras diferencias entre las partes.

Es que las máximas autoridades de Bayern Munich pretenden que la renovación sea por una temporada. Es decir, hasta el 30 de junio de 2024. Por el contrario, Lewandowski tiene le deseo de que el nuevo vínculo se extienda más allá de esa fecha, asegurándose el futuro en el club donde supo exponer la mejor versión de toda su carrera.

 

Barcelona, al acecho

Lewandowski en el seleccionado polaco. (Foto: Getty)

En ese contexto, el equipo que más interés ha puesto en el posible fichaje de Lewandowski es Barcelona, quien se encuentra en la búsqueda de un delantero para recuperar jerarquía en la zona de ataque, donde perdió y mucho con los alejamientos de Lionel Messi y Luis Suárez. Sin embargo, el panorama no luce para nada sencillo.

Si bien Barcelona tiene un interés concreto en fichar a Lewandowski, Bayern Munich no quiere perderlo antes de mediados de 2023, por lo que está poniendo trabas para concretar una transferencia. Igualmente, y, más allá de los intentos recientemente fallidos, parece ser que ni Joan Laporta ni Xavi Hernández están dispuestos a bajar los brazos.

Así las cosas, el medio de comunicación español 'Sport' manifestó en las últimas horas que Barcelona está preparando un ofrecimiento formal que podría llegar a conformar a la directiva de Bayern Munich. El mismo se traduce en 40 millones de euros y ese sería el tope máximo que el Blaugrana estaría dipuesto a abonar por el polaco.