En agosto de 2021, con 17 años recién cumplidos, Pablo Martín Páez Gavira, más conocido como "Gavi", debutó oficialmente con la camiseta de Barcelona. Y lo cierto es que no demoró absolutamente nada en llamar la atención de propios y extraños como consecuencia de su evidente talento. Así fue como terminó transformándose en una pieza clave.

Paralelamente, el nacido en Los Palacios y Villafranca, Sevilla, recibió la convocatoria de Luis Enrique para el seleccionado español, donde debutó en octubre de ese mismo año y donde ya acumula cuatro apariciones de carácter oficial. De hecho, se transformó en el jugador más joven de la historia en debutar con la Furia Roja, con solo 17 años y 62 días.

En la actualidad, Gavi ya lleva 16 partidos oficiales con el primer equipo de Barcelona, donde todavía cuenta con un contrato bastante modesto, el cual se extiende hasta el 30 de junio de 2023. Al mismo tiempo, el talentoso mediocampista cuenta con una cláusula de rescisión de solamente 50 millones de euros, lo que ya significa una auténtica amenaza.

Tal es así que, según informaron los medios de comunicación españoles en las últimas horas, otro poderoso como Chelsea empezó a seguir muy de cerca a Gavi. Los vigentes campeones de la UEFA Champions League tienen el objetivo de quedarse con sus servicios cuanto antes, impidiendo la renovación de contrato que planea el blaugrana.

 

¿Cómo sería el nuevo contrato de Gavi en Barcelona?

Lo dicho: en la escuadra catalana tomaron nota de esta realidad ineludible y de la posibilidad de perder a una de sus joyas principales. Por ello es que sus directivos, encabezados por el presidente Joan Laporta, pusieron manos a la obra y ya están trabajando en el nuevo contrato de Gavi, el cual sería muy distinto al que tiene en el presente.

Lisa y llanamente, Gavi tendría una espectacular mejora en el salario, además de una cláusula de salida de nada más ni nada menos que 1.000 millones de euros, algo que también sucedió recientemente con Pedri y Ansu Fati. Por otro lado, el contrato se extendería hasta el 30 de junio de 2027, es decir, cuatro años más que el actual.