Kylian Mbappé protagoniza una de las novelas del momento en el marco del mercado de pases. Es que el talentoso delantero francés finaliza su actual contrato con Paris Saint-Germain el próximo 30 de junio y no parece haber ninguna perspectiva de renovación. Por ende, otros gigantes del viejo continente no dejan de relamerse.

En ese contexto, hay uno de ellos que está muy cerca de poder hacerse con los servicios del jugador surgido de las divisiones inferiores de Mónaco y campeón del mundo con el seleccionado francés en Rusia 2018. Se trata, nada más ni nada menos, que de Real Madrid. Inclusive, en la entidad Merengue casi que dan por hecho el arribo de Mbappé.

Sin embargo, hay algo que no todos tienen en cuenta con respecto a la posible llegada a Real Madrid de Mbappé, que acumula 150 anotaciones y 75 asistencias al cabo de 197 compromisos oficiales con Paris Saint-Germain, conjunto que actualmente es comandado tácticamente por el argentino Mauricio Pochettino. Y se trata de un dato no menor.

Es que la FIFA cuenta con una normativa estipulada en el artículo 18 del Reglamento y Estatuto de Transferencias de Jugadores. Por ello, para hacerse con los servicios del futbolista que en diciembre pasado cumplió los 23 años de edad, Florentino Pérez y compañía tendrán que poner manos a la obra si quieren que todo salga bien.

 

La advertencia de FIFA para Real Madrid

Sintetizando, lo que las autoridades de Real Madrid tendrán que hacer antes de iniciar formalmente las negociaciones con Kylian Mbappé y su representante es informar del comienzo de dichas gestiones a sus pares de Paris Saint-Germain. Sí, aunque el contrato se esté finalizando, los franceses siguen siendo los dueños de la ficha del delantero.

"Un club que desee concertar un contrato con un jugador profesional debe comunicar por escrito su intención al club del jugador antes de inicier las negociaciones con el futbolista. Un jugador profesional tendrá la libertad de firmar un contrato con otro club si su contrato con el club actual ha vencido o vencerá denetro de un plazo de seis meses", reza la mencionada normativa.

"Cualquier violación de esta disposición estará sujeta a las sanciones pertinentes", profundiza el reglamento del organismo que tiene a Gianni Infantino como máxima autoridad. Por ende, no se trata de nada fuera del alcance de Real Madrid pero, que tendrá que estar atento a los pasos a seguir para no caer en ningún tipo de inconveniente posterior.