No queda ninguna duda: los mejores momentos de la carrera como futbolista profesional de Antoine Griezmann se produjeron defendiendo la camiseta de Atlético de Madrid. Allí, fundamentalmente durante su primera etapa, el artillero francés maravilló a propios y extraños temporada tras temporada con sus grandes actuaciones.

Por ende, Barcelona llevó a cabo un gran desembolso de dinero para hacerse con los servicios del futbolista que anteriormente se había desemeñado en Real Sociedad. Sin embargo, lo cierto es que el campeón del mudno con el seleccionado francés en Rusia 2018 no pudo repetir en el Blaugrana lo que había desplegado en el Colchonero.

Así las cosas, y, también como consecuencia de las grandes necesidades económicas, Barcelona tomó la determinación de ceder a préstamo a Griezmann. Allí fue como volvió a aparecer en escena el Atlético de Madrid de Diego Simeone, que no dudó a la hora de abrirle las puertas al nacido en la ciudad de Macon, en Francia.

Griezmann aterrizó en un equipo que venía de ser campeón en La Liga de España y buscó acoplarse rápidamente. Sin embargo, no tuvo el protagonismo de su etapa anterior y solamente pudo aportar ocho anotaciones al cabo de 35 compromisos de carácter oficial, muchos de ellos ingresando desde el banco de suplentes.

 

Decisión tomada

Griezmann es muy querido en Madrid. (Foto: Getty)

Según informó en las últimas horas el medio de comunicación español 'Cadena Cope', Atlético de Madrid tomó una determinación definitiva sobre el futuro de Griezmann. Si bien los rendimientos del atacante francés no fueron los mismos que durante su anterior aventura, lo cierto es que sigue siendo muy bien valorado en el Colchonero.

Por ende, en Atlético de Madrid están dispuestos a quedarse con el experimentado futbolista de 31 años de edad. Si bien existe una opción de compra de 40 millones de euros, el equipo de la capital española haría un intento por ficharlo por una cifra menor. De todos modos, si no tiene éxito, desembolsará el monto estipulado por el Blaugrana.

Sucede que tanto el cuerpo técnico como la directiva de Atlético de Madrid están muy conformes con lo hecho por Griezmann fuera del campo de juego, como líder de la plantilla. Consideran que, más allá de lo desplegado en el verde césped, el atacante es muy importante puertas adentro y para el resto de los compañeros.