Luego de dos temporadas defendiendo la camiseta de Atlético de Madrid, la aventura de Luis Suárez en el conjunto Colchonero está a punto de llegar a su fin. Es que el contrato del experimentado delantero uruguayo con los de Diego Simeone finalizará el próximo 30 de junio y ya se confirmó oficialmente que el mismo no será renovado.

Por ende, con 35 años de edad, el exjugador de Nacional de Montevideo, Groningen, Ajax, Liverpool y Barcelona tendrá que buscar nuevos rumbos. Claro está que no tiene ninguna intención de retirarse, por lo que deberá analizar propuestas de cara a la próxima temporada mientras se prepara para disputar la Copa del Mundo de Qatar 2022.

Así las cosas, quien acumula 34 anotaciones y seis asistencias al cabo de 82 compromisos de carácter oficial con Atlético de Madrid tiene a varios conjuntos del viejo continente detrás de su figura. Y también otros tantos soñando con él, aunque con menos chances de poder convencerlo debido a las elevadas exigencias económicas del Charrúa.

Sin embargo, en las últimas horas y según informó el medio de comunicación español 'Mundo Deportivo', un conjunto sudamericano le hizo llegar a Suárez una inesperada propuesta formal. Esto, como no podía ser de otra manera, sorprendió a propios y extraños debido a que es prácticamente utópico que el Pistolero juegue en dicha liga.

 

Propuesta inesperada

Emelec sueña en grande con Suárez. (Foto: Getty)

Sin ir más lejos, el equipo que se comunicó con Suárez y también con su entorno para ofrecerle un contrato pensando en la próxima temporada es Emelec, uno de los conjuntos más populares de la máxima categoría de Ecuador. Sí, una propuesta que absolutamente nadie tenía en los planes y que seguramente no será aceptada por el uruguayo.

Cabe destacar que la mencionada institución de la ciudad de Guayaquil se encuentra disputando la presente edición de la Copa Libertadores de América y parece tener grandes ambiciones de cara al futuro. Sin embargo, no parece estar en condiciones de poder afrontar un salario tan elevado como el que seguramente pretende Suárez.

Si bien no se confirmaron los detalles relacionados con el monto del ofrecimiento y con la duración del contrato, el vínculo puesto sobre la mesa por las principales autoridades del conjunto ecuatoriano se traduciría en dos años con uno más opcional. Suena prácticamente imposible, pero dicen que la esperanza es lo último que se pierde...