El Barcelona ha realizado un mercado de pases impresionante porque no solo se reforzó en sectores del campo en donde la última temporada sufrieron bastante, sino que también adquirieron una jerarquía tremenda. Si bien es cierto que la financiación de los fichajes compromete la economía del club en el futuro, lo concreto es que hay una confianza absoluta en el proyecto encabezado por Xavi Hernández. Porque si algo está claro es que si el Blaugrana logra competir al máximo nivel, los premios por ganar los torneos cubrirían la inversión que realizaron.

De todas formas, está claro que el esfuerzo que realizaron en este mercado de pases se hizo con el objetivo de ser protagonistas de la Champions League, luego de una temporada en la que se fueron en fase de grupos. Asimismo, otro de los puntos positivos del Barcelona es que, desde su llegada al club, Xavi Hernández tuvo la oportunidad de realizar una pretemporada larga con todo el plantel. Esto es importante porque tuvo el tiempo de puntualizar y detallar cuál es su idea para que el equipo funcione.

Por supuesto que la puesta a punto de futbolistas como Pedri o Ansu Fati también fue muy clave, debido a que son dos jugadores muy importantes para el entrenador, pero que sufrieron muchas lesiones en el último curso. Aún así, Xavi cree que es necesario reforzarse en los laterales porque solamente cuenta con Jordi Alba y con Sergiño Dest. Es cierto que después puede improvisar con ciertos nombres para que ocupen las bandas, como con Ronald Araújo sobre el lateral derecho, pero la intención del entrenador es profundizar en esos sectores.

El interés por César Azpilicueta y Marcos Alonso

Es a raíz de esta necesidad que el Barcelona comenzó a acelerar por las salidas de los futbolistas españoles que se encuentran hace varios años en el Chelsea. A pesar de que desde el conjunto culé se creía que sus salidas se iban a poder destrabar fácilmente porque solamente le quedan un año de contrato, lo concreto es que se complicaron las cosas. Debido a que el Barcelona prácticamente le arrebató de las manos al Chelsea las llegadas de Jules Koundé y de Raphinha; desde el cuadro de Londres pidieron mucho dinero por ambos jugadores.

¿Cuánto exige el Chelsea?

En las últimas horas, según informó el diario 'AS', el Chelsea espera recibir 10 millones de euros por César Azpilicueta, mientras que por Marcos Alonso exigen 15 millones de euros. Además, a estas cifras hay que agregarles los altos contratos que pretenderían ganar en el Barcelona. Por lo tanto, considerando que el club de Cataluña se gastó más de 150 millones en este mercado de pases, hay un problema financiero bastante importante.

Lo que sucede es que Thomas Tuchel está bastante molesto con esta situación, debido a que quiere contar con ambos para el siguiente curso. Aún así, es consciente que los dos jugadores tienen intenciones de llegar al Barcelona porque les daría muchas más posibilidades de ser seleccionados por Luis Enrique de cara al Mundial de Qatar. Si bien el Blaugrana todavía no realizó ninguna oferta concreta por Alonso y Azpilicueta, su plan es que la operación se cierre durante esta semana.