En los pasados días se pudo concretar finalmente el fichaje tan esperado de Erling Haaland por parte del Manchester City en una operación que cerró en los 60 millones de euros para el Borussia Dortmund alemán. De esta manera, el ex Salzburgo pasará a integrar las filas del equipo de Guardiola por un total de 5 temporadas siendo asi uno de los jugadores mejores pagos de todo su equipo y también a su vez de la liga inglesa.

Sin embargo, pese a todavía no haber hecho su debut con la camiseta de su nuevo club, el delantero fue recientemente mencionado como un posible refuerzos del Real Madrid a mediados del 2024 por el reconocido diario español "AS". De esta manera, todos los focos de atención se volvieron a depositar en el joven atacante de 21 años con la pregunta de como puede ser esto posible. Sin embargo, la respuesta es bastante sencilla.

En este contexto, lo primero que debe mencionarse es que Haaland firmó un acuerdo con el Manchester City para que su cláusula de salida sea de unos 150 millones de euros la cual podría ser ejectuda de aquí a dentro de 2 años, es decir a mediados del 2024. En este sentido, y con la no llegada final de Mbappé, el dinero no pasaría a ser un problema para el Madrid en esta época, más teniendo en cuenta los éxitos recientes del cuadro blanco.

A su vez, el intento de fichaje de un centrodelantero como Haaland devendrá del legado que dejará Karim Benzema una vez que deje el Real Madrid. Es más que necesario aclarar que a Benzema le resta 1 año de contrato con el equipo de la capital española y, ante su increíble actuación en la última edición de la UEFA Champions League, todos los cañones apuntan a que podría recibir una extensión de su firma por un año más hasta mediados del mismo 2024.

Por ende, con la salida del francés y la posiblidad de pagar el fichaje de Haaland, la intención del Madrid sería fichar al noruego en el mercado de pases de verano del 2024 para convertirse de esta manera en un club plagado de figuras de cara al futuro con la ya presencia de estrellas como Vinicus, Valverde, Camavinga y Tchouaméni.

Sin embargo, de momento todo parecen ser especulaciones, el posible traspaso dependerá enormemente del futuro cercano del Manchester City junto con la adaptación que logre tener el propio jugador en este nuevo desafío. Actualmente, resta únicamente esperar.