La última imagen de Sergio Agüero con la camiseta del Manchester City fue con una medalla de segundo puesto colgada en el cuello. Y resulta hasta paradójico que después de 10 años representando los mismos colores, el único año en el cual Agüero pudo llegar a una final de Champions League, sea en la temporada donde menos jugó, apenas 20 partidos. Su finalización de contrato con el club inglés permitió que el Kun pudiera elegir su destino. Obviamente, con su amigo Lionel Messi en el Barcelona, era el destino ideal. Sin embargo, la historia de Agüero en el culé no comenzó de la mejor manera ante la salida del "Diez".

De todas formas, luego de algunos duros meses donde se tuvo que someter a una larga recuperación por una lesión en el tendón de su gemelo derecho, todo apunta a que el debut del Kun Agüero con la camiseta del Barcelona está al caer. Qué tan importante va a ser para el entrenador Ronald Koeman es una gran incógnita, ya que el argentino no tiene mucha continuidad desde el 2019, por lo que va a tener que pelear mano a mano con Memphis Depay y Luuk de Jong.

No obstante, ya con un amistoso encima, y en la previa de un derby entre el Real Madrid y el Barcelona, Agüero habló con "El País" y se refirió por primera vez sobre la salida de Lionel Messi del equipo culé: "Más allá de los cambios que hubo, fue un momento de shock, Leo estaba muy mal. Cuando me enteré, no lo podía creer. Me acuerdo de que ese sábado fui a verlo a su casa. Y como no lo veía bien, intentaba hacer que se distrajera. Lo vi apagado y lo intenté distraer contándole lo que estaba haciendo con mi equipo de Esports".

También desmintió cualquier tipo de rumor que estaba buscando algún tipo de cláusula para desvincularse del Barcelona ante la salida de Messi, de hecho, se mostró muy emocionado por vestir los colores azulgrana: "Vamos a ser sinceros. ¿Qué jugador no quiere estar en el Barça? Yo te diría que a la mayoría de los futbolistas les gustaría vestir esta camiseta, por más que el Barça esté bien o mal. Llegué con la expectativa de jugar con Leo y de que se armara un buen equipo, que era lo que el club trataba de hacer. Cuando me llamaron pensé: 'Me da igual lo que me paguen. Me pongo bien y voy a ayudar al equipo en lo que más pueda'".

Además, en un momento más personal, el Kun hizo referencia a lo que le hacía falta como jugador: "Muchas veces pensé qué era lo que me faltaba. Y un día le pregunté a Leo. Me dijo que para tener chances de ganar el Balón de Oro tenía que ganar la Champions. Y tiene razón. Es importante también el tema de copas con las selecciones. Mire el caso de Cannavaro, por ejemplo, cuando ganó el Mundial en 2006. Jugué grandes temporadas, metí muchos goles y gané muchos títulos, pero no estaba en la final de la Champions".

Y a pesar de que en el último tiempo en el Manchester City terminó de perder el puesto con Gabriel Jesús, o incluso con jugadores que no son delanteros centro como Raheem Sterling, Agüero despejó cualquier duda sobre su relación con Pep Guardiola: "Es un entrenador que siempre quiere el máximo. Si tiene una idea de partido en la cabeza la hace. Le da lo mismo si tiene que dejar fuera del equipo al que había marcado tres goles en los últimos partidos. Le da lo mismo el nombre del jugador. Salvo que sea Messi. Siempre acepté cuando me tocó jugar y cuando no. Gabriel Jesús, nada más aterrizar en Mánchester, empezó a jugar de titular. No dije nada".