En 2019, un extremadamente joven Yusuf Demir debutó profesionalmente defendiendo la camiseta de Rapid Viena, equipo de su Austria natal. Casi inmediatamente, este atacante llamó la atención de propios y extraños apoyado en su notorio talento. Incluso posteriormente debutó con el seleccionado de su país, con el cual ya acumula cuatro presentaciones.

Paralelamente, el nacido en Viena atrajo el interés de varios de los equipos más importantes del planeta. Así fue como de cara a la temporada 2021/2022, un muy necesitado Barcelona ganó la contienda y se terminó haciendo con sus servicios por intermedio de un préstamo con opción de compra. Un proyecto más que interesante.

De todas maneras, las cosas no salieron como se esperaban para el futbolista que actualmente tiene 18 años de edad y un futuro todavía espectacular. Sucede que Demir no contó con las oportunidades que se esperaban defendiendo los colores del conjunto ahora comandado estratégicamente por Xavi Hernández. Una auténtica desilusión.

Así fue como, en las últimas horas y luego de una crónica de un final anunciado, Demir concluyó su aventura con la institución catalana. De hecho, este jueves, Barcelona hizo oficial la desvinculación del atacante austríaco por intermedio de sus redes sociales. Esta determinación tiene tres motivos contundentes que la explican.

 

Los tres motivos por los que Demir se fue de Barcelona

Primero y pincipal, la explicación por la que Yusuf Demir se marchó de Barcelona tiene que ver con su falta de continuidad en la formación blaugrana. Es que vio acción en solamente nueve compromisos oficiales, entre los cuales solamente fue titular en tres: frente a Granada y Cádiz por La Liga de España y ante Benfica por la UEFA Champions League.

En paralelo, otro motivo que grafica y argumenta por qué el extremo austríaco abandonó las filas de Barcelona pasa por sus rendimientos. Si bien es cierto que solamente tiene 18 años de edad, también es cierto que no expuso el nivel que se esperaba en el mencionado puñado de partidos con el popular conjunto español.

Por último, la temprana desvinculación de Demir tiene que ver también con lo estipulado en la cesión a préstamo. Es que, si llegaba a los 10 partidos con el primer equipo, Barcelona tenía la obligación de hacer uso de la opción de compra valuada en 10 millones de euros. Así fue como, con nueve cotejos, la operación solamente costó 500.000 euros.