De cara a la temporada 2014/2015 y luego de haber maravillado a propios y extraños defendiendo la camisetas de Bayern Munich, Bayer Leverkusen y el seleccionado alemán, Toni Kroos desembarcó en otro de los equipos más importantes del mundo como Real Madrid. El Merengue realizó una gran inversión de dinero apostando por sus servicios y no se equivocó.

De hecho, mientras transita su octava temporada con la Casablanca, Toni Kroos ya acumula nada más ni nada menos que 25 anotaciones y 84 asistencias al cabo de 340 compromisos oficiales. Además formó parte de la conquista de cuatro títulos de índole doméstico y de 10 títulos internacionales. Realmente espectacular para el nacido en la ciudad de Greifswald.

Pero, más allá de las cifras y de las estadísticas, Kroos se terminó transformando en un auténtico referente y en un verdadero líder del equipo de la capital española. En la actualidad, con 32 años recién cumplidos, sigue siendo una pieza completamente incuestionable e imposible de reemplazar dentro de la consideración de Carlo Ancelotti, su entrenador.

En ese contexto, la idea de Real Madrid es renovar su contrato lo antes posible. Es cierto que el mencionado vínculo se extiende hasta el 30 de junio de 2023, por lo que todavía queda tiempo por delante. Igualmente, las autoridades encabezadas por Florentino Pérez no quieren arriesgarse a perder a una de sus máximas estrellas indiscutibles.

 

Las exigencias de Kroos

Bajo esa órbita, el panorama no luce del todo sencillo para concretar la renovación de Kroos. De hecho, en sus declaraciones más recientes, el campeón del mundo con el seleccionado alemán en Brasil 2014 dio a entender que hay tres requisitos inamovibles para que se pueda llevar a cabo la prolongación del mencionado vínculo.

"Sé lo que tengo en el club y el club sabe lo que tiene conmigo. En algún momento nos acercaremos de una manera muy relajada. La confianza es la base de todo. Todavía me siento totalmente bien, pero tienen que darse una serie de cosas", comenzó exteriorizando Kroos, dejando la puerta abierta para la renovación pero sin darla por hecho.

"Lo primero es que el nivel del equipo y el mío tienen que coincidir. Lo segundo, que el físico me tiene que acompañar. Y lo tercero, que mi deseo tiene que estar ahí. Cuando todo eso se junte, hablaremos. Hablaremos en algún momento y si no todavía tengo contrato hasta el año 2023", completó, dejando claros sus requisitos para renovar.