El Barcelona está sumergido en una profunda crisis económica. Si bien en este mercado de pases, Joan Laporta logró conseguir una financiación adecuada para fichar a Ferran Torres por 55 millones de euros, no es algo que va a pasar frecuentemente. Es por eso que la nueva política de incorporaciones del Blaugrana comenzará a basarse en dos perfiles: futbolistas que entren en su último año de contrato y jugadores que estén próximos a quedar libres.

La realidad es que, actualmente, los precios de los jugadores se encuentran muy inflados, por lo que es difícil lograr algún acuerdo con algún equipo. De hecho, hace unos días que el Barcelona se encuentra negociando un préstamo con el Ajax por Nicolás Tagliafico porque no tiene disponibles los 7 millones de euros que quieren por el pase del argentino. Si bien la idea es poner una opción de compra obligatoria para que se ejecute cuando finalice la temporada, el panorama es bastante complicado.

Los 4 jugadores que podrían llegar gratis

César Azpilicueta

El español queda libre del Chelsea y su renovación se encuentra cada vez más lejos debido a que no aparece como una prioridad para Thomas Tuchel. A pesar de que esta temporada suma 27 partidos, simplemente se debe a la cantidad de lesiones que sufrió el conjunto inglés a lo largo de este curso. La idea de Azpilicueta es volver a ganarse un lugar dentro de la Selección de España de Luis Enrique y cree que en el Barcelona podría tener esa oportunidad. De toda la lista, es el que aparece con más fuerza.

Franck Kessié

Hace varios meses que el nombre del marfileño no aparecía en Cataluña. Sin embargo, teniendo en cuenta que no renovó con el Milán, y que todavía no firmó con ningún otro equipo, Kessié surge como una gran opción. El mediocampista de 25 años es el motor de juego de Stefano Pioli, pero pretende ir a un equipo con mayores pretensiones. Si bien en el Barcelona tendría que competir con Pedri y Frenkie de Jong, es un jugador que ha demostrado tener una calidad diferente al resto y podría ser una pieza fundamental dentro del esquema de Xavi Hernández.

Niklas Sule

El defensor alemán parece que rompió todas las negociaciones para renovar con el Bayern Múnich y quedará libre a partir del 30 de junio. La realidad marca que Sule nunca pudo ganarse un lugar fijo dentro del once inicial, pero siempre apareció como una opción cuando el Bayern necesitó solidez defensiva en algunos tramos de distintos partidos. Con una altura de 1.95 metros, lo hacen un central totalmente físico y con un juego aéreo extraordinario, algo que hace falta en el Barcelona. El único inconveniente para su llegada es que el alemán pretende un gran contrato.

Andreas Christensen

Cuando parecía que iba a renovar con el Chelsea hasta 2026, el zaguero central decidió dar marcha atrás con el acuerdo y las probabilidades de que quede libre son muy altas. Con 25 años ha mostrado ser un defensor que no tiene miedo de trasladar la pelota y conducir desde el fondo, algo que puede ser algo esencial dentro del estilo de juego de Xavi Hernández. Si bien el salario puede ser un problema, es un jugador por el cual el Barcelona está dispuesto a invertir debido a que mostró muchos destellos en Inglaterra y creen que Xavi podría exprimir todo su talento.