El mercado de pases en el fútbol europeo esta cada vez más próxima de darse por comenzado y la gran mayoría de los grandes equipos del viejo continente se encuentra en la búsqueda de figuras para poder tenerlas en sus plantillas de cara a la próxima temporada. De esta manera, una de las tantas novelas parece estar atravesada por lo que será el posible fichaje de Frenkie De Jong por parte del Manchester United, siendo este un gran deseo del nuevo entrenador neerlandés Ten Hag.

Aclarado este panorama, es más que necesario mencionar que la enorme insistencia de Ten Hag para contratar al volante del equipo catalán deviene de su recuerdo en aquel Ajax que logró acceder a las semifinales de la UEFA Champions League del 2019 tras superar a Real Madrid y Juventus en las series previas.

De esta manera, el mediocampista central se mostró como una de las principales figuras de ese equipo de los Países Bajos de Ten Hag y ahora uno de los tantos objetivos del entrendor es repartíar a varios de sus jugadores para que sean parte del proyecto del Manchester United. En base a esto, Van de Beek regresaría de su préstamo del Everton, De Jong es el principal apuntado y restan por saberse que otro moviemientos podrían darse.

Aclarado este panorama, el Manchester United había ofrecido en un primer principio una suma de casi 60 millones de euros más variables por el jugador en cuestión, número que le parecía un tanto flaco al club español tras haber pagado 80 millones de euros por el neerlandés en 2019. Sin embargo, a raíz de la información citada por el diario "Sport", se pudo dar a conocer que los "Red Devils" habrían subido la cifra y su arribo parecería estar cada vez más concretado.

Conforme a esta situación, y según la fuente mencionada, el Manchester United ofreció unos 75 millones de euros por De Jong más variables por lo que la oferta estaría más que cerca de la cantidad de dinero que pidieron los españoles por el fichaje. Cabe también recordar que el volante tiene contrato con Barcelona hasta mediados del 2026 por lo que la venta sería tirar a cuesta uno de los grandes proyectos del club.

A partir de esto, resta esperar a que se de por comenzado el período de transferencias en el mes de julio y ver si realmente los catalánes estan dispuestos a dejar ir a un jugador por el que se pagó nada menos que 80 millones de euros. De momento, solo importa la paciencia.