La novela alrededor de Haaland sigue siendo el tema principal en el presente mercado de pases. Y es que el jugador de 21 años, figura indiscutida en el Borussia Dortmund, ha hecho saber a través de su representante sus intenciones de salir del equipo alemán en el actual mercado de pases o a mitad de año, situación que coloca al Real Madrid como el máximo candidato para recibir al noruego.

Conforme a esto, el presente de Haaland es simplemente extraordinario. En la actual temporada lleva nada menos que la cantidad de 19 goles en 17 partidos los cuales 13 fueron marcados en 12 cruces de Bundesliga y los otros 6 fueron concretados entre la UEFA Champions League y la Copa de Alemania. Sin embargo, la actualidad del goleador no condice con la de su equipo.

Habiendo estado lesionado en el mes de noviembre, Haaland se perdió encuentros más que claves por la Champions League ante el Ajax en terreno local y contra Sporting de Lisboa en Portugal. Dicho esto, el joven atacante se lesionó el flexor de la cadera y su equipo no pudo contar con sus servicios en los mencionados partidos que vieron la derrota del conjunto amarillo en ambas oportunidades, hecho que se tradució en la eliminación de los de Dortmund de la UCL en fase de grupos.

Aclarado este panorama, todo indíca que Haaland quiere dar el siguiente paso a la élite del fútbol mundial y todos los cañones apuntan a que el Real Madrid sea su próximo destino. Sin embargo, a estas alturas, varios factores parecen complicar el aterrizaje del goleador a la "Casa Blanca".

¿Por qué Hazard es clave en la negociación por Haaland?

El primer hecho que se presenta como una traba para el arribo de Haaland son sus pretensiones salariales. El jugador pretende cobrar un sueldo de 30 millones de euros anuales, más 20 millones que se quedaría Mino Raiola, su representante, por la transferencia que estaría valuada en unos 80 millones de euros mínimamente

En relación a esto último, el Real Madrid ya paga sumas increíbles por jugadores que ni siquiera son tenidos en cuenta por el entrenador Ancelotti. Y es aquí donde entra en juego Eden Hazard. El atacante belga, quien llegó al club en 2019 como flamante figura, cobra en los días que corren un monto cercano a los 15 millones de euros netos por temporada. A partir de esto, y teniendo contrato hasta mediados del 2023, el Real Madrid se encuentra pagando una suma increíble de dinero por un jugador que ni siquiera juega. 

Consecuentemente, el dinero del salario de Hazard serviría enormemente para saldar las cuentas de la contratación del noruego, por lo que el equipo de la capital de España le estaría buscando un destino al ex jugador del Chelsea en el actual mercado de pases. De esta forma, además de recibir dinero por la transferencia, el Madrid se liberaría de pagar el elevado sueldo del jugador y podría direccionar esos ahorros en la contratación de la estrella nórdica para la próxima temporada.