En las últimas semanas, el Barcelona comenzó a moverse para incorporar a un delantero debido a que la baja del Kun Agüero afectó bastante la composición de la plantilla. Quedó más que claro que Memphis Depay no se encontró a la altura de las circunstancias ya que no convirtió ni asistió en toda la fase de grupos de la Champions League, incluso hubo partidos en los que ni siquiera pateó al arco. Sin embargo, el neerlandés mostró su mejor versión cuando tuvo más libertad y no tuvo que ser la referencia del equipo.

Por esa razón, el Blaugrana intentó el fichaje de Álvaro Morata, debido a que su cesión a la Juventus termina en junio y ya le informaron al Atlético Madrid que no harán uso de la opción de compra de 50 millones de euros que tienen por él. Por lo tanto, el español aparecía como una gran oportunidad debido a que es el delantero centro titular de la Selección de España y en algunos meses quedaría a la deriva ya que el 'Colchonero' tampoco tiene la intención de contar con sus servicios.

No obstante, Massimiliano Allegri fue contundente en conferencia de prensa expresando que ningún futbolista de la plantilla actual iba a dejar el club hasta finales de temporada. Lo cierto es que las estadísticas de Morata no son demasiado llamativas, 7 goles en 25 partidos con la Juventus. Pero su valor se encuentra en que es sumamente importante para el equipo debido a que libera mucho espacio en la defensa rival para que Paulo Dybala pueda jugar con mayor soltura; algo similar a lo que sucedía con Carlos Tévez en 2015.

El gran problema de toda esta cuestión es que Federico Chiesa sufrió una rotura de ligamentos en el partido frente a la Roma y estará de baja por 7 meses. Ante esta situación, la Juventus comenzó a moverse en el mercado de pases para suplir esa importante baja. La Vecchia Signora se encuentra 5° en la Serie A, y a finales de febrero disputará los octavos de final de la Champions League frente al Villarreal, por lo que deberá incorporar a un futbolista inmediatamente si es que quiere tener oportunidad en estos torneos.

El interés por Depay

Lo que sucede es que el Barcelona le ofreció la posibilidad de que Memphis Depay vaya a Italia a cambio de que Álvaro Morata termine su préstamo antes de junio. Claramente la Juventus no aceptó esta condición porque el neerlandés no entraba en el esquema de Allegri, sin embargo, la lesión de Chiesa cambió todo el panorama. Según  informó el medio 'Sport', el conjunto italiano estaría interesado en pedir una cesión por Depay, cuestión que estaría dispuesto a hacer el Barcelona ya que la llegada de Ferran Torres le quitará posibilidades al neerlandés.

La única situación a resolver es si Álvaro Morata entraría en la operación porque la realidad marca que la Juventus no tiene un reemplazante directo. El que está funcionando como recambio del español es Moise Kean, quien tiene un perfil muy diferente. Por lo que el problema de la falta de un '9' en Turín sigue existiendo, al menos que definitivamente vayan a la carga por Mauro Icardi o Dusan Vlahovic. Lo único que por ahora está confirmado, es que Xavi ha llamado al futbolista, y Morata dio el visto bueno para arribar a Cataluña. Lo único que resta es el acuerdo entre ambos clubes.