Toni Kroos llegó al Real Madrid en 2014 en medio de una operación que inició debido a que el Bayern Múnich quería fichar a Xabi Alonso. Finalmente los alemanes consiguieron quedarse con el mediocampista español y con 25 millones de euros, pero a cambio tuvieron que dejar ir a una pieza que había sido muy importante para ganar la Champions League. Casualmente, el comienzo de Toni Kroos en el Real Madrid no fue demasiado bueno porque hubo un gran problema en su presentación.

Como es usual en los grandes equipos de Europa, el conjunto merengue había armado toda una escenografía en el Santiago Bernabéu para presentar a sus refuerzos. Y el problema que se generó con Toni Kroos es que en dicha presentación tuvo que posar con unos botines celestes, algo totalmente inadmisible para el futbolista debido a que siempre utiliza botas de color blancos. Más allá de ese detalle en su llegada, el mediocampista alemán demostró su jerarquía dentro del campo y junto a Luka Modric y Casemiro crearon uno de los mejores mediocampo en la historia de la institución.

De todas formas, desde que llegó Carlo Ancelotti a la dirección técnica que su estilo de juego ha cambiado. Toni Kross siempre se caracterizó por es un mediocampista de buen pase, que puede tanto filtrar pelotas como rematar desde la media distancia con su gran pegada. No obstante, en el actual curso comenzó a cumplir el rol de ser un gran ayudante de Casemiro para recuperar el balón e iniciador del juego del Madrid, ya que busca recibir la pelota al lado de los centrales. Por supuesto que esta nueva función le ha sentado muy bien porque el equipo ha ganado La Liga y llegó hasta la final de la Champions League.

¿Por qué rechazó la renovación de contrato?

Al igual que sucedió con Luka Modric, el Real Madrid comenzó a moverse para que ambos renueven sus contratos hasta 2024. Mientras que el vínculo del croata finaliza el 30 de junio de este año, el del alemán vence recién en junio del 2023, pero aún así el club tiene la intención de asegurarse la continuidad de ambos. Si bien todo indica que Modric aceptará la oferta una vez que termine la temporada, es decir, después del 28 de mayo; la situación de Toni Kroos es una incógnita.

El mediocampista alemán decidió posponer su renovación debido a que quiere ver cómo estará físicamente la siguiente temporada. A pesar de que no es un futbolista que se lesione demasiado, la realidad es que ya cumplió 32 años y su intención no es alargar excesivamente su carrera. De hecho, Kroos anunció hace varios meses que se había retirado de la Selección de Alemania, por lo que no sería extraño que decida colgar los botines cuando termine su contrato en 2023.

Más allá de que el Real Madrid quiere que continúe, nada podrá hacer si el futbolista no se siente con energía para seguir jugando al fútbol. Porque lo concreto es que resulta desgastante estar dentro de un club que exige todos los años ser protagonista de la Champions League y de la liga. Y justamente, Kroos está cumpliendo su octava temporada representando la camiseta blanca. Por lo tanto, a pesar de que no es una negativa terminante, sí es una incógnita el futuro del alemán.