Hace un puñado de años, Paris Saint-Germain diagramó la transferencia más cara de toda la historia del fútbol al adquirir los servicios de Neymar, por entonces jugador de Barcelona. Los de la capital francesa desembolsaron nada más ni nada menos que 222 millones de euros para quedarse con el atacante surgido de las divisiones menores de Santos.

Y, tal como se imaginaba, Neymar generó un golpe de efecto en la entidad parisina, dándole un salto de calidad y de jerarquía y exponiendo muy buenos rendimientos partido tras partido. Sin embargo, la aventura del crack sudamericano en Paris Saint-Germain fue de mayor a menor y esa curva descendente parece ser cada vez más notoria.

Sucede que Neymar, de 30 años de edad, protagonizó repetidos inconvenientes físicos durante la última temporada. Además, los mismos fueron acompañados por algunos actos de indisciplina. Esto no gustó para nada en Paris Saint-Germain, donde, al mismo tiempo, las presencias de Kylian Mbappé y Lionel Messi lo terminaron de opacar.

En medio de ese panorama, en el último campeón de la Ligue 1 de Francia empezaron a ver cada vez con mejores ojos la posibilidad de desprenderse del jugador que acumula 100 anotaciones y 60 asistencias al cabo de 143 compromisos de carácter oficial con el conjunto comandado estratégicamente por Mauricio Pochettino.

 

Ofrecido a Barcelona

Bajo esa órbita, durante las últimas horas, el programa televisivo español 'El Chiringuito' sorprendió a propios y extraños al afirmar que, recientemente, Neymar fue ofrecido a Barcelona. Sí, al equipo donde supo desplegar su mejor versión futbolística y donde conformó un tridente ofensivo de ensueño junto a Lionel Messi y Luis Suárez.

Pero más llamativo es el monto del ofrecimiento, lo que habla a las claras de las ganas de Paris Saint-Germain de dejar de afrontar el elevado salario de Neymar y así poder ir en búsqueda de otras incorporaciones. Hablamos, lisa y llanamente, de solamente 50 millones de euros. Sí, muchísimo menos que lo abonado en su momento por él.

Además, este ofrecimiento puede ser negociable, con lo cual Barcelona tendría todavía más facilidades si decide y a la carga por el futbolista que se prepara para representar al seleccionado brasileño en la Copa del Mundo de Qatar 2022. Eso sí: hasta ahora, la prioridad principal del Blaugrana pasaba por la llegada de Robert Lewandowski.