El Barcelona tiene la intención de reforzar su plantilla de cara a la siguiente temporada debido a que Xavi Hernández cree que es necesario cambiar algunas piezas para que su idea futbolística sea más efectiva. Sin embargo, está claro que el Blaugrana no cuenta con una billetera amplia, por lo que tendrán que tener un buen ojo a la hora de incorporar porque no hay margen de error. Más allá de que la intención del club es vender algunos futbolistas para financiar los fichajes, también sucede que la institución tiene una economía inestable.

De todas formas, el Barcelona confía que vendiendo un par de jugadores (Frenkie de Jong y Sergiño Dest) sumado al nuevo main sponsor que será Spotify, creen que la entrada de dinero para gastar en fichajes será bastante grande. Porque además, en cualquier momento Joan Laporta anunciará cuál será la empresa que adoptará los títulos del 'naming' del Camp Nou para que haya un ingreso aún mayor. De todas formas, está claro que el Blaugrana no puede permitirse malos refuerzos.

En los últimos años, el Culé gastó casi 300 millones de euros entre Ousmane Dembélé y Philippe Coutinho. Estos dos futbolistas no solo no lograron rendir con la camiseta azulgrana, sino también que el primero es muy probable que se vaya en libertad de acción a partir del 30 de junio y el segundo fue vendido en 20 millones de euros al Aston Villa. Por consiguiente, el Barcelona tiene una nueva oportunidad de reconstruir su equipo para ser sumamente competitivo, y Xavi no quiere repetir los pecados del pasado.

¿Por qué el Barcelona deberá estar atento a la Premier League?

Uno de los grandes apuntados de Xavi para el mercado de pases es el brasileño Raphinha, ya que sería un gran reemplazante de Dembélé. Su desequilibrio individual y su habilidad para el juego asociado, hace del delantero de 25 años una pieza que encajaría perfectamente en un Barcelona que abusa mucho de los duelos uno contra uno. No obstante, su salida del Leeds no es para nada sencilla, aunque las cosas se pueden simplificar según lo que suceda en la fecha final de la Premier League.

Actualmente, el Leeds exige 50 millones de euros por el pase de Raphinha, ya que es su cláusula de rescisión. Pero en caso de que el conjunto inglés termine descendiendo a la EFL Championship, la cláusula se termina rebajando hasta la mitad. Y la realidad es que hay muchas posibilidades de que el Leeds termine descendiendo debido a que, si bien tiene los mismos puntos que el Burnley, la diferencia de gol es totalmente desfavorable. Por lo tanto, por más que el Leeds consiga ganarle al Brentford de visitante, tendrá que esperar a que el Burnley no logre vencer al Newcastle.

Por lo tanto, en caso de que la cláusula termine siendo de 25 millones, el Barcelona estaría dispuesto a pagarla para quedarse con el delantero brasileño. Sin embargo, si el Leeds logra la permanencia será muy difícil que se termine generando un fichaje si el club inglés decide no moverse de los 50 millones de euros. La realidad es que el deseo del jugador también es importante y podría generar una presión interna, pero al tener contrato hasta junio del 2024, da la sensación que no sería suficiente. Entonces, todo se decidirá en la última fecha de la Premier League.