En el actual mercado de pases, el gran objetivo de Real Madrid pasaba por la contratación de Kylian Mbappé, destacado atacante francés que es considerado por muchos como el mejor jugador del mundo en el presente. Sin embargo, a último momento y cuando casi nadie lo esperaba, el artillero terminó prolongando su vínculo con Paris Saint-Germain.

Esto generó un gran malestar en el reciente campeón de La Liga de España y de la UEFA Champions League. Sin embargo, los comandados tácticamente por Carlo Ancelotti siguieron trabajando en refuerzos y así fue como finiquitaron dos llegadas realmente importantes: la del defensor Antonio Rüdiger y la del volante Aurélien Tchouaméni.

Así las cosas, el cuerpo técnico de Real Madrid supo asegurar que la plantilla estaba cerrada y que no habría más refuerzos. Sin embargo, Florentino Pérez, presidente de la Casablanca, parece no estar del todo de acuerdo con el italiano. Por ello es que se está barajando seriamente la posibilidad de que el Merengue sume una nueva incorporación.

Según informaron los medios de comunicación deportivos de España en las últimas horas, crece la chance de que Real Madrid se haga con los servicios de un delantero en este mismo mercado de pases. De todas formas, para que esta posibilidad se concrete, primero debe tener lugar otro suceso de forma ineludible e impostergable.

 

La condición de Real Madrid

Timo Werner es una posibilidad concreta. (Foto: Getty)

En las últimas horas se confirmó que Borja Mayoral, uno de los delanteros de Real Madrid, continuará su carrera en Getafe, otro equipo que milita en la máxima categoría del fútbol español. De esta forma se acorta el recambio de Karim Benzema, por lo que ahora todos los cañones apuntan hacia la figura de otro artillero como Mariano Díaz.

En primera instancia, el postergado Luka Jovic se había mudado a Fiorentina, por lo que si el delantero de origen dominicado también concreta su partida teniendo en cuenta que hay varios interesados en el país ibérico, Real Madrid no tendrá más remedio que salir nuevamente al mercado para sellar el arribo de una pieza ofensiva.

En ese sentido, por estas horas se manejan dos nombres. Uno de perfil alto como Timo Werner, delantero alemán que no es prioridad para Thomas Tuchel en Chelsea y que también interesa en Newcastle United, Juventus y Leipzig. Y el otro es Benjamin Sesko, otro joven maravilla que deslumbró a todos en Red Bull Salzburgo.