El Barcelona ha tenido una temporada cuesta arriba desde la salida de Lionel Messi en agosto del 2021. Los cambios en la dirección técnica y en la comisión directiva generaron que el club tenga que refundarse, más teniendo en cuenta que Josep María Bartoméu dejó una gran deuda económica. Pero más allá del contexto institucional, uno de los grandes problemas que ha tenido el equipo durante todo el curso han sido las lesiones, y la falta de recambio. Y debido a que el entrenador contó con una plantilla muy reducida, no tuvo más opción que acelerar el proceso de formación de algunos juveniles para mandarlos a la cancha.

Por supuesto que el Blaugrana es un club que históricamente ha promovido jugadores de La Masía, pero en un momento donde los resultados no se encuentran y con un equipo con un mal rendimiento, claramente no es el momento más óptimo para mandar a un futbolista sin experiencia a la cancha. Es por esta cuestión que se dio en la temporada por lo que Xavi exigió que en el siguiente mercado de pases se aumente el volumen de la plantilla, para poder solucionar las distintas bajas que se vayan generando. Algo clave si es que el Barcelona pretende ser protagonista de La Liga y la Champions League.

Uno de los puestos en los que prácticamente no hay un reemplazante claro es en el de Sergio Busquets. Claro, una de las ventajas que tiene el conjunto español es que el mediocampista es un jugador que no se lesiona prácticamente nunca. Pero al mismo tiempo, está por cumplir los 34 años y no se le puede exigir demasiado desde lo físico, por lo que la intención del club es encontrarle un reemplazante natural. Aunque es cierto que Nico González, Frenkie de Jong o Franck Kessié podrían ocupar su lugar, pero no tienen características demasiado defensivas.

¿Qué jugador del Bayern Múnich quiere el Barcelona?

El futbolista deseado se trata de Marc Roca, quien ha tenido una importante participación en el Bayern Múnich. El conjunto alemán se acostumbró en el último tiempo a contratar futbolistas que se desempeñan en ligas menores para adaptarlos a su cultura futbolística, eso hicieron cuando Joshua Kimmich jugaba en la segunda división con el Leipzig. Y el caso de Marc Roca es el mismo, ya que lo contrataron cuando estaba disputando la segunda división del fútbol español.

Si bien el mediocampista de 25 años no ha tenido demasiado lugar en el primer equipo en la anterior temporada, en el curso actual ha demostrado tener condiciones para ser tenido en cuenta. Julian Nagelsmann lo utilizó como pivote defensivo en un momento donde Joshua Kimmich no estaba disponible y cuando Leon Goretzka todavía no estaba recuperado de su lesión. Por lo tanto, en los 13 partidos que le tocó jugar, Marc Roca ha destacado por su firmeza a la hora de recuperar la pelota, pero también cuenta con una gran habilidad para repartir la pelota.

Entonces, teniendo en cuenta estas características, al Barcelona le parece una gran opción para convertirse en el reemplazante de Sergio Busquets. Además de que al futbolista le interesaría volver a su país, el Bayern estaría dispuesto a dejarlo ir por una suma de dinero interesante. Marc Roca tiene contrato hasta junio del 2025 y su pase está valuado en 7 millones de euros, pero el conjunto alemán esperaría al menos 15 millones para dejarlo emigrar hacia el Blaugrana.