El Barcelona logró inscribir a Ferran Torres luego de varias semanas gracias  a que le renovaron el contrato a Samuel Umtiti hasta 2026, pero bajándole el contrato de 8 millones de euros netos anuales que tenía. Además, la cesión de Philippe Coutinho hacia el Aston Villa también liberó bastante espacio dentro de los que permite el Fair Play financiero y ahora el Blaugrana tiene en mente contratar a más futbolistas. 

Por supuesto, si alguien más llega al conjunto Culé va a ser similar a la de Dani Alves, no van a gastar 55 millones de euros como lo hicieron con Torres. Si bien se rumoreó bastante la llegada de otro delantero, en este mercado de pases va a ser bastante complicado. El nombre que más sonó fue el de Álvaro Morata porque Xavi Hernández lo llamó en varias ocasiones para convencerlo y el futbolista habría dado el visto bueno, el problema es que la Juventus no tiene intención de desprenderse de él ya que su cesión finaliza a finales de temporada. Por lo tanto, la única opción que tiene el Barcelona va a ser a partir de junio, donde tendrá que negociar con el Atlético Madrid.

¿Quién es el jugador que podría llegar?

El futbolista que apareció como una gran oportunidad para el Barcelona es Oscar dos Santos, el ex mediocampista del Chelsea. El brasileño causó un gran desconcierto cuando en 2017 emigró hacia el fútbol de China porque era uno de los mejores jugadores de la Premier League, sin embargo, le dio preferencia a las cuestiones económicas y por eso llegó al Shanghai SIPG a cambio de 60 millones de euros.

Pero lo que sucede es que en la Superliga China se vio afectada por el límite salarial que implementó la liga asiática. Entonces, a diferencia de los 5 años anteriores donde estuvo ganando alrededor de 24 millones de euros por temporada, actualmente tiene un salario que apenas supera los 2 millones de euros. Por lo tanto, ya no le compensa encontrarse en una liga tan menor cuando podría estar en un equipo de élite. 

El vínculo con el Barcelona se genera porque el futbolista de 30 años tiene el mismo representante que Coutinho, Kia Joorabchian. Por lo tanto, el contacto entre el jugador y el club están presentes, solo que en el club español están esperando por si hay otra baja en la plantilla actual. Lo cierto es que la salida de Oscar del Shanghai SIPG es bastante sencilla por el tema de la baja salarial obligatoria, entonces por ese lado no habría un inconveniente. Además, el brasileño tendría el mismo contra que Dani Alves, es decir, cobraría la base mínima y tendría algún bonus por objetivos.

Desde que llegó a China, Oscar sumó 170 partidos, convirtió 50 goles y repartió 93 asistencias. Y más allá de que claramente se encuentra en un fútbol inferior, ya ha demostrado con la camiseta del Chelsea que puede ser un jugador sumamente importante. Al mismo tiempo, en las últimas horas, el Barcelona despertó un interés por Bruno Fernandes porque puede funcionar como un gran enlace entre la delantera y el mediocampo, pero está claro que allí habría que desembolsar muchos millones de euros. Por lo tanto, Oscar aparece como una alternativa 'low cost' ya que cuenta con las mismas características que el portugués.