El Real Madrid de Ancelotti se encuentra plenamente enfocado en repetir la gran hazaña que se ha presentado en la pasada temporada y para ello toda su atención parecería estar puesta en lo que es el mercado de pases. De esta manera, el arribo de figuras como Rudiger y Touchmeni, el equipo español se posiciona nuevamente como el gran candidato en todas las competencias, en especial en la UEFA Champions League.

En este contexto, además de los refuerzos mencionados, se ha podido dar a conocer la renovación de un jugador más que importante como lo es Luka Modric más la continuidad de estrellas como lo son Benzema, Casemiro y Kross, ejes dentro de la plantilla del entrenador italiano.

Sin embargo, un importante referente y defensor del conjunto de la capital podría dejar el club en el próximo mercado de pases y su situación ha llamado poderosamente la atención en los principales medios deportivos españoles. En base a esto, y según la información citada por el reconocido programa de TV el "Chiringuito", uno de los probables nombres de salida en el mercado que se avecina no es otro que el de Nacho.

A partir de esto, y pese a no ser un apellido titular dentro del Madrid, el central español es un importante hombre en lo que al vestuario del Real se refiere siendo un jugador que hace más de 9 años esta presente en el equipo y siendo más producto de la cantera del mismo. Sin embargo, el arribo de Rudiger le hace preguntarse cual es su lugar dentro de los planteos de Ancelotti y que le deparará su futuro.

Conforme a esto, se pudo saber que Nacho "quiere saber la idea del técnico con él" según lo citado en el mencionado programa y el mismo estaría analizando una posible oferta por parte del Inter de Italia, club que podría perder a su central Skriniar tras el interés del PSG en el eslovaco.

Agregado a esto, cabe también recordar que el contrato de Nacho con el Real Madrid expira a mediados del 2023 y ninguna oferta por su renovación se ha presentado de momento, hecho que le permite suponer a este que sus días en España estarían casi contados. ¿Qué hará el defensor central?