El presente del Paris Saint Germain esta lejos de lo que se esperaba a principio de temporada tras lo que fue el arribo de grandes jugadores en el mercado de pases de verano. De esta manera, la llegada de Lionel Messi junto a la de Ramos, Donnarumma y Wijnaldum plantaron la ilusión en los fanáticos parisínos para esta campaña 2021/2022. Sin embargo, y pese a que el equipo de la capital lidera el torneo local, el PSG esta lejos de ser un rival dominante y complicado para sus rivales tanto en el terreno nacional como internacional.

Conforme a esto, múltiples críticas recayeron en el entrenador Pochettino y también en los jugadores a raíz de su segundo puesto en el grupo de Champions League por detrás del Manchester City de Guardiola. Esta situación obligó a los de Francia a tener que enfrentarse contra uno de los ganadores de grupo y su rival en los octavos de final en el torneo europeo no será otro que el Real Madrid de España.

Consecuentemente, el PSG no logró imponerse casi nunca desde lo futbolístico en el ámbito internacional en lo que va de esta temporada. Si bien logró sacar partidos adelantes a raíz de las individualidades de Messi y Mbappé ante el City en la primera vuelta y contra Leipzig y Brujas, el equipo del entrenador argentino ha sufrido por de más los choques europeos. En base a esto se fundamenta el segundo puesto y el enojo de una hinchada que no entiende como con tantas figuras el equipo terminó segundo en su grupo.

Aclarado este panorama, uno de los principales apuntados tanto por la prensa, fanáticos y hasta mismos directivos del club no fue otro que Lionel Messi. El argentino, reciente ganador del "Balón de Oro", ha sido el foco de críticas tanto por su rendimiento como sus ausencias que generan el enojo en el entorno del conjunto francés

2 factores que explican el mal momento de Messi en el PSG

A partir de esto, uno de los grandes factores de permiten dar cuenta de este momento de Messi en el PSG son sus constantes ausencias, las cuales llegarán a 11 este fin de semana ante Lyon. En relación a esto, pese a que su rendimiento no ha sido el esperado, el verdadero enojo proviene de la cantidad de veces que el argentino dijo ausente para un equipo que pretende contar con él en todo momento.

A su vez, es necesario aclarar, que el ex jugador del Barcelona ha atravesado varios problemas desde su llegada a Francia que el impidieron saltar al campo de juego en varias ocasiones. La primera de ellas, y principal, fue la lesión en una de sus rodillas producto de una brutal patada recibida en un partido ante Venezuela en las eliminatorias sudemericanas. En cuanto a esto mencionado, el argentino se ha perdido un mínimo de 3 partidos entre Champions y torneo local estando en recuperación.

Agregado a esto, los constantes viajes con la Selección Argentina tambíén implican un desgaste para el mejor del mundo, hecho que se traduce en la necesidad de descansar una vez arribado a Francia tras el paráte internacional. Por otra parte, el Covid fue el último en jugarle una mala pasada al rosarino. Habiendoselo agarrado en los festejos de Navidad, el argentino recién logró volver a Francia en estos días lo que significó que se pierda el cruce ante Vannes por la Copa de Francia y que también este descartado para el partido ante Lyon el día domingo.

Por último, y siendo este un detalle no menor, el otro factor que puede explicar la dificultad de Messi para adaptarse a este nuevo contexto es su avanzada edad. Lionel Messi ya no tiene 24 años y eso se hace notar claramente. Los tiempos para un jugador de 34 son otros, más en un fútbol como el moderno y el desgaste que sufrió en la temporada pasada con la obtención de la Copa América y su extrepitosa salida del Barcelona capaz le esten pasando factura