De más esta decir que el presente de Sergio Ramos esta lejos de las expectativas que generó el español en su llegada a su nuevo club tras su paso histórico por el Real Madrid español. De esta manera, entre lesiones y recaídas, el central campeón del mundo en 2010 con España ha logrado disputar en la presente temporada tan solo 3 encuentros con el club francés y las críticas no le fueron esquivas al jugador de 35 años.

Dicho esto, el debut de Ramos se dio recién en el mes de noviembre ante el Saint-Etienne en la victoria parisína por 3 a 1. Sin embargo, tras este encuentro que significó la vuelta de Sergio, el defensor volvió a decir ausente en la partido siguiente ante Niza. En base a esto, Mauricio Pochettino salió a la defensa de su jugador y confesó que el mismo debe ser llevado de a poco dada su reciente condición física y avanzada edad.

Conforme a esta situación, el jugador desde ese entonces ha disputado tan solo 3 partidos con su nuevo club y su presente esta lejos de ser aquel que se vio en la "Casa Blanca" donde era el referente del equipo junto a Cristiano Ronaldo. A partir de esto, y reforzando lo mencionado, en el cruce del fin de semana pasado ante Lyon el español ni siquiera entró al campo de juego, hecho que genera preocupación en torno a su físico y actualidad.

Sin embargo, no todo es preocupación. El PSG, y principalmente Pochettino, tienen un plan para el central en el mes que se avecina. Aclarado esto, el principal objetivo de los franceses es contar con una plenitud física de Ramos para los cruces de Champions League ante el Real Madrid a mediados de febrero, por lo que se tratará de no exigirlo por demás en los compromisos que se le vienen al equipo de la capital.

En relación a esto último, el PSG se medirá nada menos que ante el Real Madrid por los octavos de final de la Champions League, encuentro que los frances disputan por su condición de segundos en su grupo que vio victorioso al Manchester City de Guardiola. De esta forma, se espera que Ramos llegue a los importantes cruces no solo con actividad, sino que también en plena subida física que le permita ser un hombre clave en la llave eliminatoria que, como es de conocimiento, tiene la español como especialista.