El PSG se ha consagrado en las últimas semanas como el campeón indiscutido de Francia tras ganar el torneo local con gran holgura y tranquilidad. De esta manera, los de Pochettino no solo lograron asegurarse su participación en la próxima UEFA Champions League, sino que también confirmaron una vez más que no hay rival que se les presente en el torneo de su propio país.

En este sentido, una de las grandes expectativas para esta temporada obviamente iba a ser la presencia y participación de Lionel Messi en su nuevo club tras lo que fue su sorprendente e inesperada salida del Barcelona de España. Sin embargo, lo esperado superó ampliamenta a la realidad y los números del argentino explican más que al detalle su presente en el conjunto de la capital.

De esta manera, pese a haber mostrado un buen nivel en lo que a materia de fútbol se refiere, el rosarino estuvo lejos de ser aquel jugador que se supo ver en el Barcelona o incluso en la Selección Argentina de Scaloni. En este sentido, Messi marcó únicamente un total de 11 goles en toda la temporada de los cuales 5 fueron en la fase de grupos de la UEFA Champions League y los 6 restantes en partidos irrelevantes de la Liga de Francia.

Además de esto, fue protagonista en la serie de octavos de final ante el Real Madrid donde erró un penal en el encuentro de ida cuando el partido se encontraba 0 a 0 y tampoco pudo ser del todo gravitante en el choque de vuelta que finalizó con la escandalosa eliminación ante los blancos en el Santiago Bernabeú.

A su vez, el delantero fue más destacado por su juego asociativo y solidario con una enorme cantidad de 13 asistencias en total, hecho que permite también explicar su nuevo rol en los equipos que le tocan conformar lo cual viene acompañado de un estilo de juego que se ha asentado en el en los pasados años.