La derrota del PSG frente al Real Madrid por los octavos de final de la Champions League llevó a una situación crítica al conjunto francés. La realidad es que Mauricio Pochettino en ningún momento logró conformar un equipo sólido, que justamente funcione como un equipo y que no sean simples individualidades. Pero lo peor de esa situación es que de todas las increíbles individualidades con las que contó el entrenador argentino, la única que logró destacarse fue la de Kylian Mbappé.

Y la principal razón por la que se generó esto fue porque tanto Lionel Messi como Marco Verratti tuvieron que tomar un rol de armador de juego porque el equipo no encontró tener una circulación limpia. Entonces, al ser los dos mejores jugadores con la pelota en sus pies, constantemente tuvieron que salir de su zona de influencia para buscar el balón hasta la defensa. Y fue a partir de ahí donde el Real Madrid logró controlar toda la serie, aunque también es un aspecto que se le criticó al conjunto de Pochettino durante toda la temporada.

Dentro de todo ese ecosistema que se formó dentro del PSG, Neymar siempre apareció como un agente externo. En primer lugar, las lesiones fueron algo que volvieron a ser una pesadilla para el brasileño. Pero al mismo tiempo, los momentos en los que se encontró en plenitud física, tampoco logró sacar una ventaja ante los rivales. Si bien Neymar recién llegó a los 30 años, da la sensación que perdió su mejor característica: la espontaneidad. Por supuesto que mantiene su pisada y el control de la pelota, pero ya no rompe con el estatus quo; y eso es lo que preocupa al PSG.

¿Cuánto le costó al PSG mantener a Neymar?

En 2017, el PSG pagó 222 millones de euros para ejecutar la cláusula de rescisión de Neymar y así poder salir del Barcelona. El objetivo del brasileño no solo era hacer historia en un club que nunca ha ganado una Champions League, sino que también tenía la intención de salir de la sombra de Lionel Messi. Irónicamente, casi 4 años después volvieron a jugar juntos. Además de aquel gasto en el pase, la cifra llega a superar los 500 millones de euros debido al enorme contrato que le firmaron al brasileño.

Sin embargo, los números seguirán subiendo debido a que hace algunos meses le renovaron el contrato hasta 2025 (con opción de 1 año más) a cambio de 40 millones de euros por temporada. Por lo tanto, en el PSG comenzaron a pensar que no tiene ningún tipo de sentido gastar tanto dinero en un futbolista que, a final de cuentas, no está sacando una diferencia dentro del campo.

Claro está que el pensamiento va ligado a que Kylian Mbappé está dispuesto a extender su vínculo con el club, pero solamente por un contrato récord. Por lo tanto, el PSG pretende conseguirle un club a Neymar en el siguiente mercado de pases para poner todo el dinero en el delantero francés. El futuro de la institución es una completa incógnita porque ni siquiera se sabe quién va a ser el director técnico la siguiente temporada, pero lo que está claro es que Neymar tiene los días contados.