El PSG tuvo bastantes problemas a lo largo de la temporada y uno de los más graves estuvo centrado en los aspectos defensivos. El club había realizado un esfuerzo muy grande para conformar una defensa prácticamente nueva, el único que repetía de años anteriores era Marquinhos. En cambio, Segio Ramos, Nuno Mendes y Achraf Hakimi llegaron para darle solidez a un equipo que el año anterior habría sufrido bastante. Sin embargo, quedó claro durante el curso que no terminaron mejorando.

El factor principal que prohibió al PSG de conformar una buena defensa fue Sergio Ramos, quien apenas jugó un puñado de partidos sobre el final de la temporada debido a las constantes lesiones que sufrió. Otro de los grandes asteriscos es que más allá de los grandes talentos que son Mendes y Hakimi, ninguno pudo conectar especialmente con Lionel Messi y Neymar, quienes juegan por las bandas. Por lo tanto, esa falta de conexión fue fatal para el conjunto parisino a la hora de consolidar un sistema eficaz.

Obviamente, al mismo tiempo se dio que Mauricio Pochettino no pudo darle al equipo una identidad de juego clara. Durante su primera temporada, el argentino no había hecho al PSG una máquina, pero por lo menos tenía un estilo de juego bastante marcado basado en el contraataque. Pero en el curso actual, el conjunto parisino sufrió mucho la falta de ideas y casi siempre apelaron a un desequilibrio individual, algo que repercutió mucho en la defensa porque eso generó que siempre lo encuentren descolocado al equipo. Por lo tanto, uno de los objetivos en este mercado de pases es mejorar ese aspecto.

¿Quién es el defensor que quiere el PSG?

El futbolista por el que mostraron interés se trata de Milan Škriniar, defensor del Inter. El eslovaco de 27 años no solo se ha destacado en la Serie A por su firmeza y su gran juego aéreo; sino que también tiene una salida desde el fondo muy limpia. Y considerando que el PSG sufrió mucho cuando los rivales lo presionaban, es una característica que solucionaría muchas cosas dentro del equipo. Si bien todavía confían en que Sergio Ramos pueda ser relevante para el futuro del club, la realidad es que pretenden contratar a Škriniar para que sea la voz de mando en la defensa.

¿Cuánto pagarán por su pase?

Según el diario 'AS', el PSG le ofrecería al Inter 60 millones de euros por el defensor de 27 años, aumentando la última oferta que habían realizado hace algunos días. Si bien todavía no hubo una confirmación desde Italia, está claro que es una cifra más que interesante considerando que lo pagaron 35 millones de euros en 2017. Además, al Inter le vendría muy bien ese dinero para equilibrar algunas cuentas y también para tratar de cerrar la vuelta de Romelu Lukaku.

Una de las principales razones por las que insisten tanto con Škriniar es que le da al entrenador muchas más herramientas para plantear un esquema. Porque en caso de que Ramos se encuentre en óptimas condiciones físicas, no es descabellado pensar a un PSG con 3 zagueros centrales. Es cierto que el español no se ha destacado por jugar de esta manera, pero podría ser una gran solución a todos los problemas defensivos del equipo.