Hace varios años que el objetivo primordial del PSG ha sido ganar la Champions League. Es debido a este deseo por lo cual gastaron una montaña de dinero para crear uno de los mejores planteles de la historia, sin embargo, claramente eso no les alcanzó para poder cumplir su cometido. Y la realidad es que Mauricio Pochettino no logró encontrar un equilibrio entre consolidar una defensa sólida y mantener el tridente de ataque de Kylian Mbappé, Lionel Messi y Neymar. Si bien en las últimas semanas se ha visualizado una versión mucho más aceitada de esta fórmula, justo sucede cuando el club ya no está compitiendo por nada.

Por lo tanto, la intención del conjunto parisino es mover algunas piezas de la plantilla para que Mauricio Pochettino tenga piezas más acordes a lo que necesita para desenvolver su estilo futbolístico. Además, es un hecho que a Lionel Messi apenas le queda 1 año más de contrato y que Neymar no se siente muy cómodo en París. Al mismo tiempo, si se da el caso de que Kylian Mbappé decida renovar su vínculo, apenas sería hasta el 2024. Entonces, existe cierta presión porque no quedan demasiadas oportunidades de seguir siendo candidatos a la Champions League.

Bajo este contexto, el PSG tomó la decisión de no renovar el contrato de Ángel Di María, ya que cobraba demasiado dinero a pesar de que había tenido una buena temporada entrando desde el banco. En una línea diferente, el conjunto parisino estaría intentando vender a Mauro Icardi y a Leandro Paredes ya que son dos piezas que no encajan en el esquema de Mauricio Pochettino y por los cuales podrían recibir una importante suma de dinero. Por consiguiente, en el PSG quedaría un hueco importante en el ataque; no tanto en el mediocampo porque allí hay varios nombres dentro de la plantilla.

¿Qué estrella de la Serie A quiere el PSG?

Si bien uno de los nombres más vinculados al equipo francés ha sido Ousmane Dembélé, aún se desconoce su situación en el Barcelona por lo que es una incógnita si llegará a partir del 30 de junio. Asimismo, el PSG estaría comenzando a moverse para incorporar a Rafael Leão, delantero del Milán que se encuentra a punto de ser campeón de la Serie A. El portugués de 22 años ha sido una de las grandes revelaciones de la temporada y podría ser un gran proyecto para el futuro del PSG.

Más allá de que es cierto que Rafael Leão se convirtió en una realidad, también es cierto que apenas tiene 22 años y hay muchas cosas que deberá aprender. Por lo tanto, el conjunto parisino lo ve como una gran opción para ser un recambio en el ataque de Mauricio Pochettino. A pesar de que el Milán no quiere dejarlo ir, llegó a un acuerdo con el futbolista que lo liberaría si llega una oferta por 70 millones de euros; una cifra que el PSG estaría dispuesto a desembolsar. Claramente, el club primero tendrá que vender algunos jugadores para no tener problemas con el Fair Play Financiero.

Una de las grandes ventajas que tiene el PSG es que el portugués actualmente tiene un sueldo de 1.5 millones de euros por temporada, por lo que podrían incrementar su salario increíblemente. Y si bien el Milán está planeando una renovación para subir su sueldo hasta los 4.5 millones de euros, el conjunto parisino tiene la oportunidad de ofrecer un monto mucho más alto porque en Francia no hay tantos impuestos en los contratos. Por lo tanto, si el PSG logra deshacerse de algunos nombres, es muy probable que pisen el acelerador por Leão.