El Manchester United ha atravesado unas últimas semanas bastante intensas porque si bien lograron cerrar la llegada de Lisandro Martínez a cambio de 57 millones de euros, la situación de Cristiano Ronaldo era una incógnita. Debido a que el conjunto inglés no jugará la Champions League el siguiente curso, el delantero portugués expresó su deseo de salir hacia un equipo que sí participe del torneo internacional. Sin embargo, por lo costoso que sería su fichaje, ninguna institución tomó el riesgo de apostar por el atacante de 37 años y tuvo que volver a los entrenamientos de los 'Red Devils'.

Lo concreto es que, si bien Cristiano Ronaldo tiene un físico extraordinario, prácticamente estuvo entrenando solo unos días a las órdenes de Erik Ten Hag porque no formó parte de la pretemporada por 'problemas personales' (según informaron desde el club). Por lo tanto, en el último fin de semana en donde enfrentaron al Rayo Vallecano, el entrenador neerlandés le dio la oportunidad al delantero de sumar minutos de cara al inicio de la Premier League. El problema fue que solamente le dio 45 minutos, algo que no le gustó para nada al futbolista.

Lo que sucede es que Erik Ten Hag prioriza los equipos dinámicos y que presionan constantemente la salida del rival, y Cristiano Ronaldo no cumple con ninguna de esas dos cuestiones. Sin embargo, su figura es tan importante que está claro que tiene que tener un lugar dentro del once inicial. La cuestión es que contra el Rayo Vallecano apenas le dejó jugar el primer tiempo; cosa que generó que el futbolista decida retirarse del estadio para la segunda parte. Por supuesto, esto no le gustó para nada al entrenador.

¿Qué crítica le realizó Erik Ten Hag?

"Ciertamente no apruebo esto. Esto es inaceptable. Para todo el mundo. Somos un equipo y hay que quedarse hasta el final", declaró el entrenador en la previa del inicio de la Premier League. Y la realidad es que Cristiano Ronaldo está perdiendo terreno dentro del vestuario del Manchester United, cuando en la última temporada querían que sea el capitán por encima de Harry Maguire. No obstante, su deseo de irse y sus actitudes durante los encuentros amistosos generan una molestia bastante grande.

La realidad es que el Manchester United se encuentra en un momento de reconstrucción, en donde Erik Ten Hag tratará de conformar el mejor equipo posible para que en un futuro vuelvan los títulos. Está claro que en la siguiente temporada deberá cumplir con una cuota de victorias importante, pero el objetivo principal es el rendimiento del equipo. Y lo concreto hasta ahora es que Cristiano Ronaldo no está siendo parte de este proceso.

El conjunto inglés debutará en la Premier League el domingo frente al Brighton en un partido clave ya que se disputará en el Old Trafford. Evidentemente, el hecho de jugar de local le dará un lugar importante a los aficionados, quienes son los que más han sufrido con la situación que rodeó a Cristiano Ronaldo en este mercado de pases. Lo cierto es que la relación entre Ten Hag y el portugués no está siendo demasiado buena, algo que podría afectar al equipo durante el desarrollo de la temporada.