El Liverpool es uno de los equipos más importantes en el fútbol inglés, pero en las últimas décadas han sido muy pocos los campeonatos donde verdaderamente han sido protagonistas. Por supuesto, la aparición de Steven Gerrad cambió completamente la dinámica del club a principios del siglo XXI ganando una Champions League. Sin embargo, la llegada de Jürgen Klopp a la dirección técnica de la institución aparece como un gran momento bisagra para el club por la gran cantidad de cosas que el Liverpool consiguió en la última década.

Más allá de que la Champions League que ganaron en el 2019 fue un hito porque la 'Orejona' se le había escapado el año anterior frente al Real Madrid, la realidad es que la Premier League que consiguieron en el 2020 tomó mucha más relevancia. Esto sucedió en los aficionados porque la última vez que el Liverpool había conseguido un título de liga había sido en 1990, cuando la Premier League todavía se llamaba Football League First Division. Por lo tanto, el cambio de paradigma que generó Klopp es innegable.

Porque incluso, el alemán logró que el Liverpool sostenga su iniciativa de promover jugadores de su academia, pero que al mismo tiempo puedan convivir con grandes estrellas del planeta fútbol. Por eso tiene tanto valor que actualmente tanto un Thiago Alcántara, como un Harvey Elliott puedan compartir plantilla y ser relevantes para el equipo. Entonces, todo este trabajo que ha realizado Klopp a lo largo de los últimos 7 años, ¿está bien recompensado económicamente?

¿Cuánto es el salario de Jürgen Klopp?

El alemán está recibiendo actualmente un salario de 16 millones de euros brutos por temporada. Y si bien hace una semana renovó su contrato hasta 2026, el entrenador no pidió un aumento de sueldo para él mismo, sino que pidió 2 millones de euros extra para que se lo repartan entre sus colaboradores. Por lo tanto, gastará alrededor de 64 millones de euros para que Klopp continúe dentro del club por 4 temporadas más.

Lo extraordinario de Klopp es que, en el momento que llegó al Liverpool, había decidido salir del Borussia Dortmund porque no había tenido una buena temporada debido a que le habían desmantelado el equipo. Por lo que llegó a Anfield con el proyecto de crear un equipo competitivo basado en algunos futbolistas que tenía en carpeta. Esos jugadores terminaron siendo Roberto Firmino, quien venía de jugar en el Hoffenheim; Sadio Mané, quien se había destacado en el Southampton; y Mohamed Salah, quien había tenido una temporada aceptable en la Roma.

Por lo tanto, por más que parezca mucho dinero gastado en un entrenador, la realidad es que el Liverpool no solo contabilizó la inversión en trofeos, sino también que tiene la oportunidad de hacerlo económicamente. Si bien es cierto que el club tomó la decisión de priorizar lo deportivo, la realidad es que en materia económica todo le ha salido realmente bien porque casi todos sus futbolistas elevaron su cotización. Eso también es parte del valor de Klopp.