El final de la temporada en el viejo continente nos dejó con lo que fue la gran final entre el Real Madrid y Liverpool en el marco de la UEFA Champions League. De esta manera, el conjunto blanco se consagró una vez más campeón de la competencia internacional y el equipo inglés volvió a quedarse con las manos vacías ante los españoles.

En este contexto, pese a obtener la FA Cup y la Copa de la Liga, los aires en Liverpool se mostraban más que duditativos ante una más que posible salida de Sadio Mané en el próximo mercado de pases, hecho que finalmente se terminó concretando. De esta forma, quien viene de ser uno de sus mejores jugadores en los últimos años se marchará con 1 año de contrato aún vigente y entre un mar de dudas. Sin embargo, su salida es facil de explicar.

Las 2 razones por las que Sadio Mané dejó el Liverpool

Aclarado este panorama, y en base a lo citado por "Mundo Deportivo", un total de 2 causas principales habrían sido las detonantes para que el campeón de la Copa de África con Senegal decidiera partir del club que lo catapultó al estrellato. En base a esto, las razones estarían estrictamente vínculadas tanto a lo deportivo como a lo económico. 

Conforme a este contexto, el primer problema que se le presentó a Mané en Liverpool fue la cantidad de dinero ganado, cifra que se se encontraba increíblemente por debajo de varios de sus compañeros que no equiparaban ni por asomo la importancia del delantero en la plantilla de Klopp.

En este sentido, el ex jugador del Southampton terminó por cobrar una cantida de  116.500 euros a la semana, número que se traduce en 5.5 millones de euros por año mientras que, por ejemplo, el salario de Salah llegaba a duplicar y hasta triplicar el del senegalés

Agregado a esto, el medio en cuestión afirma que Sané pasaría a ganar la cantidad de casi 300.000 euros semanales con su nuevo contrato en Bayern Múnich el cual, a partir de la información brindada por el italiano Fabrizio Romano, sería por 3 años y estaría incluída una transferencia de 40 millones de euros.

Por último, otra de las grandes razones por las que Mané habría decidido dejar Inglaterra es por su falta de recocimiento a nivel individual en el Liverpool, yendose de esta manera todas las miradas hacia la figura de Salah cuando ambos son igualmente de importantes para el club de Anfield. Mané siente que necesita ser el líder de su equipo y Múnich podría ser el lugar perfecto para ello.