El presente y futuro del Manchester United sigue siendo una verdadera incógnita. El club inglés, pretendiente en algún momento a la Champions League y Premier League durante la temporada, ha quedado lejos de poder concretar algún trofeo en esta campaña y nuevamente se hunde en un mar que hace rato viene transitando. En este sentido, el equipo no encuentra respuestas y la crisis es casi inminente.

Conforme a este panorama, la primer gran decepción han sido los refuerzos del pasado mercado de pases los cuales hasta el momento no han  podido rendir en los momentos claves. En este sentido, uno de los tantos apuntados obviamente será Cristiano Ronaldo, jugador que logró tener un gran comienzo de temporada pero que posteriormente no pudo estar a la altura de las circunstancias e influyó poco en el ataque del equipo.

Agregado a esto, delanteros como Sancho también tienen su cuota de responsabilidad tras no poder adaptarse a su nuevo equipo, mientras que por otro lado jugadores más experimentados como Pogba, Maguire y Bruno Fernandes tampoco pudieron hacer la diferencia o sacar a su equipo adelante tras sus bajos rendimientos mostrados en instancias definitorias.

Consecuentemente, con el objetivo de hacer una buena temporada al fin el próximo año, el Manchester United había pensado en la alternativa de Harry Kane en la delantera para acompañar a "CR7". Sin embargo, a estas alturas, el fichaje se presenta casi como un imposible y esto se debe a 2 razones más que particulares y hasta obvias.

La primera de ellas es el entrenador que vendrá una vez que termine la temporada. En relación a esto, casi que se confirmó hace algunos días la contratación de Erik ten Hag como nuevo entrenador, hecho que disipó el arribo del técnico argentino Mauricio Pochettino al banco del Manchester. En este sentido, y habiendo tendio al entrenador del PSG en Tottenham, Harry se hubiese sentido tentado para un posible arribo a Old Trafford, situación que ahora esta lejos de darse.

Por otro lado, el Manchester tiene más que complicada su clasificación a la próxima UEFA Champions League, factor que pasa a ser fundamental para que Harry Kane decida mudarse de equipo. A partir de esto, y estando a 6 puntos de la zona de clasificación a la máxima competencia europea a falta de 8 partidos, el sueño de la Champions es cada vez más dificil tras la eliminación ante Atlético de Madrid en octavos y consecuentemente la llegada de Kane también.