En la temporada anterior, Manchester City se hizo con el título bajo la órbita de la Premier League de Inglaterra. Lo hizo luego de un mano a mano sencillamente espectacular contra Liverpool, el cual recién se resolvió en la última joranda, momento en el que los de Josep Guardiola dieron vuelta un partido muy complejo frente a Aston Villa y se coronaron.

Sin embargo, lo cierto es que el objetivo principal de los Citizens era pisar realmente fuerte en el marco de la UEFA Champions League, certamen que jamás pudo ganar. Sin embargo, luego de tener a Real Madrid contra las cuerdas en la instancia de semifinales, los británicos se durmieron en la recta final del juego de vuelta y fueron eliminados.

Como consecuencia de ello, Manchester City no demoró en empezar a moverse de forma contundente en el marco del actual mercado de pases. Ya había finiquitado el desembarco del argentino Julián Álvarez para mejorar la delantera pero no se conformó con ello y posteriormente diagramó la llegada de Erling Haaland, uno de los jugadores del momento.

A su vez, Manchester City también concretó los fichajes de Stefan Ortega y Kalvin Phillips, mientras que nombres propios como los de Oleksandr Zinchenko, Raheem Sterling, Gabriel Jesus, Fernandinho y Pedro Porro abandonaron sus filas para buscar nuevos rumbos. Pero nadie da por finalizada la actividad en esta ventana de fichajes.

 

Oferta de 80 millones

Gvardiol viene de una temporada fabulosa. (Foto: Getty)

No es ninguna novedad que el próximo paso de Manchester City tiene que ver con el fichaje de un lateral izquierdo. Era una prioridad antes de la partida de Zinchenko pero el traspaso del ucraniano a Arsenal intensificó esta necesidad. Así las cosas, el objetivo principal, desde un primer momento, fue el español Marc Cucurella.

Sin embargo, las demandas económicas de Brighton, club dueño de la ficha del ibérico, no hicieron más que trabar la operación. Como consecuencia de ello, las autoridades de Manchester City empezaron a analizar alternativas y todos los caminos empezaron a conducir hacia la figura de Josko Gvardiol, croata que milita en RasenBallsport Leipzig.

De hecho, según informó el medio de comunicación alemán 'Bild' en las últimas horas, Manchester City ya le hizo llegar a Leipzig un ofrecimiento formal que se traduce en nada más ni nada menos que 80 millones de euros. Cabe destacar que Gvardiol tiene apenas 20 años de edad y anteriormente defendió los colores de Dinamo Zagreb.