Pep Guardiola es uno de los entrenadores más influyentes en el fútbol actual. Su influencia en la Premier League está más que clara, sobre todo con la implementación de la línea de 5 defensores. Curiosamente, su mayor estadía en un equipo como entrenador es en el Manchester City. Sin embargo, todo indica que dejaría la dirección técnica del conjunto inglés en 2023, cuando finaliza su contrato.

El principal candidato para reemplazarlo es Brendan Rodgers, el actual entrenador del Leicester City. No solo encaja con el fútbol dinámico que le gusta a Guardiola, sino que también, en las últimas horas rechazó una oferta del Newcastle debido a que tiene en mente reemplazar al entrenador español. Además, no es la primera vez que Rodgers aparece dentro de los planes del City, ya que en 2013, fue uno de los nombres más resonantes para reemplazar a Roberto Mancini.

¿Quién es Brendan Rodgers?

Después de unos pasos no demasiados buenos por el Watford y el Reading de la segunda división inglesa, Rodgers tuvo su primer éxito en el 2011 con el Swansea City, a quien sí logró ascender a la Premier League. Pero más allá de los logros, lo que se destacaba de sus equipos es que eran voraces dentro de la cancha. No paraban de atacar y ser intensos durante todo el partido. Y es por esas características que en 2012 llegó al Liverpool.

En los "Reds", Rodgers tuvo su mejor versión. En ese momento el Liverpool no estaba demasiado bien, luego de ganar la Champions League en el 2005, el club entró en una crisis deportiva donde no lograba ser protagonista. Y justamente, lo que le devolvió Rodgers al Liverpool fue ese sentimiento de competencia. Además, no contaba con una plantilla con muchas estrellas, los únicos apellidos interesantes eran los de Luis Suarez y Steven Gerrard.

Por lo tanto, Rodgers le dio mucho lugar a unos jóvenes con futuros más que interesantes: Raheem Sterling, Lucas Leiva Philippe Coutinho. Con ese equipo que formó el entrenador, el Liverpool pudo pelear el campeonato contra el Manchester City, aunque no le alcanzó para gritar campeón. Pero si pudo clasificarse a la Champions League después de cinco temporadas.

Sin embargo, con la desmantelación de ese equipazo que había armado, Rodgers no pudo mantener la vara alta y fue despedido. Sorprendentemente, lejos de ir a un equipo de una gran liga, llegó al Celtic. En el club escosés logró sacar casi el 75% de los puntos y en 2019, esa efectividad, lo llevó de vuelta al Leicester para tener una nueva oportunidad en la Premier League.