El fútbol italiano vive momentos muy críticos debido a una nueva ausencia de dicho seleccionado europeo en el marco de la Copa del Mundo. Sin embargo, el esférico debe seguir rodando y los equipos de la Serie A deben continuar buscando llegar a sus respectivos objetivos. Por supuesto, el caso de gigantes como Inter de Milán y Juventus no es la excepción.

Por ello es que, este miércoles, los comandados estratégicamente por Simone Inzaghi y los encabezados tácticamente por Massimiliano Allegri se encontraron frente a frente con el mítico e imponente Estadio Olímpico de Roma como escenario bajo la órbita de la tradicional e histórica Copa Italia. Un momento que paralizó corazones.

Nicolò Barella, una de las figuras. (Foto: Getty)

Por un lado, un Inter que arribó a este partido siendo el campeón vigente de la Serie A de Italia y como protagonista principal de la lucha por el título en el mencionado certamen doméstico, peleando palmo a palmo con su rival Milan. Un momento bastante satisfactorio de los de Inzaghi que querían sumar un nuevo festejo importante.

Por el otro, una Vecchia signora extremadamente irregular que contaba con la urgencia de alzarse con el título tras los rotundos fracasos en la Serie A de Italia y en la UEFA Champions League. Además, no era un detalle menor que los de la ciudad de Turín eran los últimos campeones tras haber vencido 2-1 a Atalanta en la pasada edición.

 

Así quedó el historial

Perisic fue decisivo sobre el cierre. (Foto: Getty)

Finalmente, con la capital italiana como testigo, terminó teniendo lugar un partidazo para el recuerdo. Inter se puso en ventaja rápidamente pero Juventus lo dio vuelta en un abrir y cerrar de ojos. Luego, cerca del cierre, los de Inzaghi se recuperaron y estamparon el 2-2 con el que la definición se estiró hasta el tiempo extra, donde los de Milán sacaron diferencias, decretando el 4-2 con el que llegó el título.

Así las cosas, Inter y Juventus edificaron el enfrentamiento 244 de carácter oficial en toda la historia, siendo el primer antecedente el que se disputó en 1909, hace ya más de un siglo. Un historial que mantiene a la Vecchia Signora dominando con holgura a pesar de la amargura generada por la pérdida de la Copa Italia de este miércoles.

En definitiva, de esos 244 partidos, Juventus ganó 110 y marcó 348 tantos, mientras que Inter se impuso en 74 oportunidades y se despachó con 303 anotaciones. A su vez, 60 de esos cotejos terminaron en empate. Una diferencia de nada más ni nada menoso que 36 encuentros en favor de los actualmente conducidos por Massimiliano Allegri.