En Julio del 2021 se generaba uno de los batacazos del mercado de pases porque el Chelsea, quien había ganado recientemente la Champions League, había acercado una oferta de 115 millones de euros para contratar a Romelu Lukaku. Después de la gran temporada que realizó el delantero belga para que el Inter vuelva a ser campeón de la Serie A tras 10 años, aceptaron la oferta para cumplir el deseo del jugador. Sin embargo, desde que el atacante volvió a la Premier League no ha tenido un buen rendimiento.

Lukaku no decidió llegar al Chelsea porque era el actual campeón de la Champions, sino que lo hizo porque quería tener revancha. Entre 2011 y 2013 su pase le perteneció al conjunto de Londres, pero prácticamente nunca pudo tener continuidad porque se encontraba Didier Drogba en su posición. Por lo tanto, casi 10 años después, el belga quería reivindicarse con el equipo que le dio la oportunidad de llegar a la élite de Europa, ya que anteriormente solo había jugado en el Anderlecht de Bélgica.

El mayor problema de Lukaku en la última temporada no fue su promedio de gol (0.25), sino que nunca logró encajar con el estilo de juego implementado por Thomas Tuchel. El Chelsea estaba acostumbrado a jugar con delanteros sin posiciones fijas, que casi siempre salían al contraataque. Pero la realidad es que ninguna de las dos partes lograron adaptarse para sacar el mayor beneficio posible, y es por eso que el conjunto inglés habría decidido deshacerse del belga.

¿Cuánto deberá pagar el Inter?

Totalmente en una línea paralela a lo que deseaba el futbolista hace un año, Lukaku tiene serias intenciones de volver al Inter durante este mercado de pases. Claro está que el cuadro italiano no tiene ninguna pretensión de gastar 100 millones de euros en contratarlo de vuelta. No obstante, con el cambio de propietario en el Chelsea, los cambios en la estructura de fútbol del club comenzaron a llegar y no verían con malos ojos dar el jugador a préstamo.

Según informó Fabrizio Romano, el Inter estaría cerca de cerrar un acuerdo con el Chelsea para que Lukaku llegue a préstamo a cambio de 8 millones de euros más bonus, pero no tendría una opción de compra. Si bien es cierto que se trata de un cargo bastante bajo en comparación a la talla del futbolista, lo concreto es que el cuadro de Milán tendrá que hacerse cargo de todo el sueldo. En este caso, el belga recibe más de 11 millones de euros por año.

El tema central con esta presunta contratación es que el Inter tendría una cantidad de delanteros exagerada si Simone Inzaghi quiere mantener el 3-5-2. Además de Lautaro Martínez, dentro del plantel también se encuentran Joaquín Correa y Edin Džeko. Al mismo tiempo, Paulo Dybala también estaría cerca de fichar por el Inter como agente libre. Por lo tanto, el entrenador tendrá que solucionar esta cuestión en la delantera porque hay muchos nombres de jerarquía para pocos lugares.