Luego de perder la Champions League, el Tottenham tomaba la decisión de no contar más con los servicios de Mauricio Pochettino y contratar al histórico José Mourinho por 3 años. Sin embargo, los malos resultados en la liga y las prontas eliminaciones en las copas, hicieron que terminen despidiendo al portugués, pero no le salió barata al club inglés. Por romper el contrato de manera temprana, el Tottenham le debe una cifra cercana a los 15 millones de euros a Mourinho.

Enterados de la situación, la Roma paró todas las negociaciones con Maurizio Sarri y le ofreció a José Mourinho un contrato de 7 millones netos por año, durante tres temporadas. Obviamente, el entrenador aceptó la oferta y se convirtió en el mejor pago en la historia de la Roma. Pero más allá del dinero, lo que verdaderamente sedujo al ex técnico del Real Madrid fue el proyecto a largo plazo que le propusieron en el club, donde le garantizaron tiempo de trabajo.

¿Por qué le ofrecieron tal contrato?

En Italia, el 1 de enero del 2020, entró en vigencia el "Decreto Crescita", que en palabras simples, permiten que si un profesional tiene residencia fiscal en Italia, paga la mitad de los impuestos. Por lo tanto, esos 7 millones netos que le quedan a Mourinho, la Roma solo pagaría 9 millones brutos. Básicamente es un ganar para ambos lados. Además, Mourinho les aseguró a los dirigentes que, como mínimo, se va a quedar dos años en el club.

En lo que va de la Serie A, la Roma se encuentra cuarto, aún no ha perdido, y se muestra como uno de los equipos más duros de todo el torneo. No obstante, lo más destacable del equipo romano es que genera la perfecta armonía entre jugadores medianamente consagrados, como Rui Patricio Chris Smalling, con jóvenes que muestran tener un futuro prometedor, como Ebrima DarboeNicolo Zaniolo.

Uno de los pocos grandes fichajes que hizo la Roma fue el de Tammy Abraham, proveniente del Chelsea a cambio de 40 millones de euros, para reemplazar la salida de Edin Džeko al Inter de Milán. El delantero no tenía mucho lugar en el equipo después de la incorporación de Romelu Lukaku, por lo que Mourinho pidió específicamente por él. Inclusive, el entrenador portugués declaró en una conferencia de prensa: "Estoy tratando de crear un monstruo para Southgate (entrenador de Inglaterra)".