Hace varios años que el planeta fútbol considera a Paul Pogba como uno de los mejores mediocampistas del mundo. Este estatus que se ha ganado el francés no solo tiene que ver con que fue pieza clave en la Francia que salió campeón del Mundial en Rusia durante el 2018, sino porque cuenta con cualidades futbolísticas increíbles. Teniendo en cuenta que es un jugador de 1.91 metros, usualmente se espera que tenga características que tengan más que ver con el Rock, con lo defensivo y con el juego brusco. Sin embargo, Pogba es todo lo contrario porque su fútbol está más asociado a una sinfonía de Beethoven.

Por supuesto, en el deporte de alto rendimiento no solo basta con pasar bien la pelota, hay muchas cosas a tener en cuenta. Y es justamente eso lo que le terminó jugando una mala pasada a Paul Pogba en el Manchester United. Porque si bien es un futbolista con una gran calidad, desde su llegada en 2016 que ha demostrado falencias a la hora de hacerse cargo del equipo. El francés no solo tuvo la responsabilidad de ser el motor futbolístico del equipo, sino que tenía que ser un líder que también se preocupara por recuperar la pelota.

Entonces, esta cuestión que no pudo solucionar nunca el futbolista es lo que terminó generando un malestar en Manchester. A diferencia del rol que cumplía en el United, Pogba tanto en la Selección como en la Juventus era el que pagaba la cuota de calidad dentro del equipo, el que aportaba algo diferente; pero estaba muy lejos de ser el líder. Por lo tanto, ante la imposibilidad de ocupar ese rol primordial dentro de un United que necesita constantemente contar con figuras dentro de la cancha, es lo que termina de depositar a Pogba fuera de la institución.

La oferta de la Juventus

Teniendo en cuenta que Pogba casi no jugó durante la temporada por haber estado lesionado y por haber entrado en polémicas con la renovación de su contrato; su valor dentro del mercado se vio bastante afectado. Aún así, la Juventus es un club que está buscando reconstruirse para volver a ser protagonistas de la Serie A y de la Champions League, algo que no consiguieron en la actual temporada. Por consiguiente, Massimiliano Allegri cree que Pogba sería una pieza ideal para ayudar al club a cumplir ese objetivo.

La Vecchia Signora le habría acercado al futbolista una propuesta de contrato por 3 años a cambio de 9 millones de euros netos por temporada. Si bien es cierto que son 4 millones menos de lo que cobra actualmente en el Manchester United (casi 13 millones de euros), la realidad es que resulta muy difícil que un club fuera de la Premier League pueda pagar semejante salario. Más considerando que los impuestos en Italia son una cuestión que limita bastante a los equipos.

Más allá de que Pogba seguramente reciba más ofertas con el correr de los meses, la Juventus está apostando por un convencimiento desde el lado deportivo, no de lo económico. En Italia le aseguran que tendrá un lugar importante dentro de la plantilla y un proyecto con el que quieren volver a ser protagonistas de Europa. Además, con el Mundial de Qatar a la vuelta de la esquina, Pogba tendrá que convencer a Didier Deschamps que sigue siendo un jugador de élite y que merece un lugar dentro de la nómina final. Y la Juventus tiene la intención de darle esa oportunidad al futbolista.